Menú
FRENTE A LA SUBASTA DE MEDICAMENTOS

Andalucía quiere ser el “contrapunto” de Moncloa y blindar la compra centralizada

El consejero de Salud de Andalucía, Jesús Aguirre, defenderá un “modelo específico andaluz” que contrarreste las posibles propuestas del nuevo Gobierno de coalición sobre un modelo de subastas a nivel nacional.

Jesús Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía (Foto: Parlamento de Andalucía)
Jesús Aguirre, consejero de Salud de la Junta de Andalucía (Foto: Parlamento de Andalucía)

time 3 min

16.01.2020 - 13:00

Dentro de una semana, Jesús Aguirre cumplirá un año como consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Marcado por la gestión del brote de listeriosis y la puesta en marcha del plan para reducir las listas de espera, el titular sanitario no ha podido, sin embargo, acometer una de las principales actuaciones que se marcó al principio de la legislatura: acabar con la subasta de medicamentos.

Esta medida estaba recogida en el acuerdo pactado entre el PP y Ciudadanos para llevar a cabo en los primeros 100 días de Gobierno. En concreto, entre las iniciativas sanitarias previstas para los primeros meses de gestión, preveían “la reversión del actual modelo de la subasta de medicamentos”. No obstante, aún se mantienen las convocatorias que el anterior Ejecutivo dejó firmadas.

La Consejería de Salud asegura que "las tres últimas subastas terminarán en julio, septiembre y diciembre" de 2020 y que "no se renovarán"

A pesar de ello, la Consejería de Salud ha avanzado los cambios que se producirán sobre este asunto. Fuentes del departamento sanitario consultadas por ConSalud.es han subrayado que “no se ha promovido ninguna convocatoria nueva de subasta y las que han ido finalizando no se han renovado”. De hecho, han asegurado que “las tres últimas subastas terminarán en julio, septiembre y diciembre” de 2020 y que “no se renovarán”.

EN BUSCA DE UN “MODELO ANDALUZ”

El propio Jesús Aguirre se ha referido a esta cuestión durante su intervención en un desayuno informativo este miércoles. El plan pasa por “reformular el sistema de subasta de medicamentos y la compra centralizada” de tal forma que durante esta legislatura se desarrolle un “nuevo modelo específico andaluz” que sea capaz de compatibilizar “la sostenibilidad y la libertad de prescripción”. Para ello, el consejero apuesta por “abrir el abanico a más actores”.

El consejero andaluz de Salud ha defendido un modelo que compatibilice "la sostenibilidad y la libertad de prescripción" y que ponga fin a los "problemas de desabastecimiento"

El actual sistema que está activo funciona en Andalucía desde 2012, época en la que María Jesús Montero, actual ministra de Hacienda, era consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía. Su peculiaridad es que es el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el que adjudica los medicamentos que pueden dispensarse en las farmacias después de una subasta entre los distintos laboratorios, tratando de lograr el mejor precio.

Desde la anterior administración siempre han defendido que dicho modelo ha supuesto un importante ahorro económico. Sin embargo, el actual consejero de Salud ha manifestado repetidamente su rechazo al mismo por considerar que en estos años se han sucedido “problemas de desabastecimiento, libertad de prescripción y de acceso al medicamento”.

A LA ESPERA DEL GOBIERNO CENTRAL

El plan de la Junta de Andalucía es emprender un nuevo modelo que sirva de ejemplo al resto de comunidades autónomas y al Ejecutivo central. Esta decisión llega en un momento particular, ya que el nuevo Gobierno de coalición debe decidir qué va a hacer al respecto: si mantener un sistema de compra centralizada o implementar a escala nacional el modelo de subasta de medicamentos.

Aguirre destaca que aunque desconoce las propuestas del nuevo Gobierno central, sí que apuesta por "mantener un modelo diferenciado de Andalucía que sirva de contrapunto a las posibles propuestas"

Durante la etapa en funciones, el Gobierno incorporó en el Plan Presupuestario para 2020 que envió a la Comisión Europea la propuesta de implantar en el conjunto del Estado el “sistema de licitación pública de medicamentos”. Para ello, Moncloa se basó en un informe de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) que manifestaba el carácter “exitoso” de la subasta y que aventuraba que su extensión a todo el territorio nacional podría sumar un ahorro de “hasta 1.000 millones de euros” en 2022.

Tras la toma de posesión de todos los ministros, el siguiente paso será tomar una posición común entre los actores implicados. Así, desde el gabinete ministerial tendrán algo que decir, entre otros, Salvador Illa, nuevo ministro de Sanidad, María Jesús Montero, titular de Hacienda y encargada de la política de gastos y presupuestos, y José Luis Escrivá, ex presidente de la AIReF y actual ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

ANDALUCÍA, EL “CONTRAPUNTO”

Ante esta circunstancia, Jesús Aguirre ha destacado que a pesar de que “no sabemos las propuestas del nuevo Gobierno central” sí que puede decir que “podemos mantener un modelo diferenciado de Andalucía que sirva de contrapunto a las posibles propuestas”. En todo caso, la Consejería de Salud ha incidido a este miedo que apostarán por “la colaboración entre los laboratorios, las oficinas de farmacia y la administración, para garantizar la eficiencia en el funcionamiento del sistema de salud de Andalucía”.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto