Menú
Recuperación funcional de ratones

La Comunidad de Madrid financia un trabajo que repara el tejido nervioso dañado por ictus cerebral

Ha sido desarrollado por investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid, en colaboración con otras entidades.

Después de recibir este tratamiento los ratones han experimentando una mejoría significativa tanto de sus capacidades sensoriales como motoras (Foto. Freepik)
Después de recibir este tratamiento los ratones han experimentando una mejoría significativa tanto de sus capacidades sensoriales como motoras (Foto. Freepik)

time 2 min

30.12.2019 - 13:15

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Ciencia, Universidades e Innovación, ha sufragado una investigación centrada en una terapia con células madre que puede suponer uno de los avances más importantes en el tratamiento del ictus cerebral, como consecuencia de su potencial terapéutico para proteger y reparar el cerebro dañado.

La investigación ha sido desarrollada por un grupo de investigadores del Centro de Tecnología Biomédica (CTB) de la Universidad Politécnica de Madrid. En esta también han participado investigadores de la Universidad Complutense de Madrid, el Instituto Cajal y el Hospital Clínico San Carlos. El eje central del proyecto se focaliza en una estrategia de bioingeniería innovadora para reparar el tejido cerebral dañado tras sufrir un ictus cerebral.

Para lograrlo han utilizado ratones con infarto cerebral a los que se les han implantado células madre de origen mesenquimal encapsuladas en un biomaterial inocuo y biocompatible: la fibroína de seda.

Después de recibir este tratamiento los ratones han experimentando una mejoría significativa tanto de sus capacidades sensoriales como motoras que habían quedado dañadas tras el infarto cerebral. A través del uso de técnicas electrofisiológicas los investigadores han sido capaces de demostrar que la mejoría experimentada en las funciones se acompaña de fenómenos de reorganización cerebral en áreas próximas a la zona dañada.

Han utilizado ratones con infarto cerebral a los que se les han implantado células madre de origen mesenquimal encapsuladas en un biomaterial inocuo y biocompatible: la fibroína de seda

La utilización de la fibroína de seda ha incrementado de forma considerable la supervivencia de las células madre implantadas en el cerebro. De esta forma se ha impedido la extensión del daño provocado tras el ictus cerebral. La encapsulación ha demostrado el incrementado la tasa de supervivencia de las células madre implantadas en el cerebro y ha influido positivamente en la reparación del tejido nervioso dañado, evitando la extensión de la lesión.

Este estudio ha sido llevado a cabo en el marco del proyecto Neurocentro-CM, financiado con 702.305 euros por la Comunidad de Madrid y cofinanciado con Fondo Social Europeo (FSE) y Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Además, se trabaja en la creación del primer centro piloto de estudio integrado de desórdenes neurológicos de la Comunidad de Madrid. Integra grupos científicos, clínicos y empresas con el objetivo de mejorar la atención y el tratamiento de pacientes afectados por estas patologías.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto