Menú
Más medios, más actividad y más servicios

Castilla-La Mancha refuerza la asistencia sanitaria en la época estival

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a mantener durante este verano la filosofía de trabajo impulsada en el verano de 2016 a través del Plan MAS Sanidad.

José Antonio Ballesteros y Manuel Tordera (Foto del Gobierno de Castilla La Mancha)
José Antonio Ballesteros y Manuel Tordera (Foto del Gobierno de Castilla La Mancha)

time 5 min

28.06.2019 - 13:40

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a mantener durante este verano la filosofía de trabajo impulsada en el verano de 2016 a través del Plan MAS Sanidad, con el objetivo de reforzar la asistencia sanitaria que presta el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) en época estival.

Así lo ha indicado hoy el director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros, que ha comparecido junto al director general de Salud Pública y Consumo, Manuel Tordera, para presentar el Plan Regional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud, coordinado desde la Consejería de Sanidad con la participación del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y otras administraciones y organizaciones sociales.

Ballesteros ha recordado que el Plan MAS Sanidad se diseñó ''para evitar la ralentización, e incluso la paralización, de la actividad asistencial programada que llegaron a sufrir los hospitales públicos de la región durante el verano'', y ha indicado que esta estrategia se ha mantenido durante los últimos años en base a dotar al sistema sanitario público ''de más medios, más actividad y más servicios, no solo en verano, sino durante todo el año''.

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a mantener durante este verano la filosofía de trabajo impulsada en el verano de 2016 a través del Plan MAS Sanidad

En este sentido, ha explicado que ''se va a continuar trabajando en una línea que ha dado muy buenos resultados, ya que todos los datos indican que el incremento de la actividad registrado en el verano de 2016 se consolidó tanto en 2017 como en 2018'', por lo que el objetivo en 2019 es mantener la actividad respecto a los veranos anteriores, e incluso incrementarla en los casos en los que sea posible.

Respecto a ello, ha ofrecido algunos datos respecto a la actividad programada para los meses de julio, agosto y septiembre, ''muy similares a los de años anteriores, con incrementos puntuales en pruebas diagnósticas en las que hay una alta demanda''.

Así, ha señalado que está previsto realizar más de 5.300 sesiones quirúrgicas, más de 245.000 primeras consultas, más de 22.200 resonancias magnéticas y más de 41.000 tomografías computerizadas, entre otras.

Por otra parte, y al igual que ha ocurrido en los últimos cuatro años, se va a mantener operativa toda la red de camas que tiene el Sescam para que sean utilizadas tanto en ingresos urgentes como programados, dotadas con el personal necesario para que los pacientes reciban la asistencia sanitaria en los niveles de calidad que corresponde y que el Sescam ofrece a lo largo de todo el año.

Está previsto realizar más de 5.300 sesiones quirúrgicas, más de 245.000 primeras consultas, más de 22.200 resonancias magnéticas y más de 41.000 tomografías computerizadas

El director general de Asistencia Sanitaria ha comentado que a lo largo del verano se van a llevar a cabo algunas obras de mantenimiento en aquellas plantas de hospitalización que así lo requieran, siguiendo una planificación diseñada para incidir lo menos posible en la labor asistencial, y siempre con el objetivo de mejorar las instalaciones.

PLAN REGIONAL DE ACTUACIONES PREVENTIVAS

Por su parte, el director general de Salud Pública y Consumo ha incidido en cinco aspectos básicos a tener en cuenta durante los meses de verano y, especialmente, en los días más calurosos. ''Con la subida de las temperaturas debemos tomar conciencia de la importancia que tiene para nuestra salud protegerse del calor, refrescarse, beber y comer regularmente, pedir consejo médico y no dudar a la hora de ayudar o pedir ayuda'', ha apuntado Tordera.

Por todo ello, es esencial prestar una especial atención durante los días de mayor calor a las personas mayores de 65 años, especialmente ancianos, lactantes y menores, pacientes con afección crónica que requieran medicación, y personas dependientes, que vivan solas o en condiciones de mayor vulnerabilidad.

El director general de Salud Pública y Consumo ha incidido en cinco aspectos básicos a tener en cuenta durante los meses de verano y, especialmente, en los días más calurosos

El director general de Salud Pública y Consumo ha destacado que el Plan Regional de Actuaciones Preventivas de los Efectos del Exceso de Temperaturas sobre la Salud ''se desarrolla desde el 1 de junio y hasta el 15 de septiembre, con objeto de prevenir aquellos riesgos para la salud debidos a las altas temperaturas registradas durante el verano y reducir el impacto de sus posibles efectos sobre la misma''.

A través de la activación de este Plan, la Consejería de Sanidad emite diariamente un informe con las temperaturas esperadas para ese día y las predicciones para los cinco días siguientes, con sus máximas y mínimas en cada provincia. 

RECOMENDACIONES FRENTE AL CALOR

Coincidiendo con la subida de temperaturas que se registra estos días, Manuel Tordera ha recalcado la importancia de tomar algunas medidas básicas para protegerse de las altas temperaturas. ''Beber agua o líquidos frecuentemente, aunque no se tenga sed; comer con regularidad y pocas cantidades a lo largo del día; evitar bebidas con cafeína, alcohol o azúcar; permanecer el mayor tiempo en lugares frescos, a la sombra o climatizados; y reducir los esfuerzos físicos en las horas de más calor'', ha matizado.

Asimismo, desde la Consejería de Sanidad se recomienda evitar las salidas y actividades en las horas más calurosas (generalmente entre las dos y las seis de la tarde) y más aún, si se trata de realizar actividades físicas como deportes o trabajos que requieran un importante esfuerzo físico. Si es necesario salir de casa a esas horas se recomienda buscar la sombra, llevar agua, utilizar sombrero y ropas ligeras de colores claros y, preferiblemente, de algodón.

Se recomienda evitar las salidas y actividades en las horas más calurosas (generalmente entre las dos y las seis de la tarde) y más aún, si se trata de realizar actividades físicas como deportes

También se aconseja mantener fresca la vivienda, cerrando las ventanas o persianas cuando la temperatura exterior sea más elevada, y abrir ventanas y ventilar por la noche, en la madrugada y a primeras horas de la mañana, cuando la temperatura exterior sea más fresca.

Para refrescarse es conveniente permanecer dentro del domicilio en las habitaciones más frescas, ducharse o bañarse con agua fría varias veces al día o humedecer el cuerpo con toallas frescas o baños fríos de pies.

De igual forma, se señala que debemos pedir consejo al médico o enfermero, sobre todo si se toman medicamentos o si aparecen síntomas no habituales como calambres musculares en los brazos, las piernas o el vientre, o agotamiento, más grave, que puede manifestarse por aturdimiento, debilidad e insomnio habitual.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto