Menú
Medidas para reducir riesgos

CCOO exige a la Sanidad castellanoleonesa que elimine el gas radón de los centros de trabajo

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Castilla y León ha iniciado una campaña para informar sobre la exposición al gas radón en los centros que dependen de la Gerencia Regional de Salud.

Consultorio local en un pequeño municipio de Castilla y León (Foto. CCOO Castilla y León)
Consultorio local en un pequeño municipio de Castilla y León (Foto. CCOO Castilla y León)

time 2 min

17.02.2020 - 11:30

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras en Castilla y León ha puesto en marcha una campaña para informar sobre la exposición al gas radón en los centros de trabajo que dependen de la Gerencia Regional de Salud, especialmente en el caso de los consultorios locales.

A través de un escrito remitido a la Consejería de Sanidad de Castilla y León solicitan que se tomen las medidas necesarias para que puedan minimizarse los riesgos de exposición. “El radón es un gas de origen natural. No tiene olor, color, ni sabor. Se genera a través de la desintegración radiactiva natural del uranio, que está presente de forma natural en suelos y rocas de composición granítica”, comienza señalando el documento.

En este destacan que su presencia al aire libre no supone un problema ya que la concentración “no suele alcanzar niveles altos”. “Sin embargo tiende a concentrarse en edificios e instalaciones cerradas y con deficiente o escasa ventilación: centros salud, consultorios locales etc”.

Explican que el radón “se filtra a través de grietas en los suelos o en la unión del piso con las paredes, espacios alrededor de las tuberías o cables, pequeños poros que presentan las paredes o por los sumideros o desagües”.

“Por lo tanto en nuestro sector hay más riesgo de exposición en los Consultorios de Atención Primaria ya que permanecen más tiempo cerrados y las concentraciones pueden resultar más elevadas”, continúa el escrito.

“En Castilla y León existen 994 Centros de trabajo ubicados en Zona I, que son zonas en las que los niveles de concentración de radón se sitúan entre una y dos veces los valores de referencia y 678 Centros de trabajo en Zona II, que son aquellas en las que los niveles de concentración de radón superan al menos dos veces los valores de referencia”, continúa el documento.

"En Castilla y León existen 994 Centros de trabajo ubicados en Zona I, que son zonas en las que los niveles de concentración de radón se sitúan entre 1 y 2 veces los valores de referencia"

Indican que existe una normativa que tiene por objetivo minimizar el problema de exposición a este gas que está considerado “cancerígeno para los seres humanos”. Esta normativa, en el caso de Castilla y León, “obliga a las empresas a declarar en la Consejería de Industria, aquellos lugares de trabajo, subterráneos o no subterráneos, en áreas identificadas por sus valores elevados de radón”.

La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras propone ante este escenario a la Gerencial Regional de Salud que, en caso de que se hayan realizado las mediciones de concentración de radón “se nos faciliten los datos obtenidos, así como la relación de posibles medidas para reducir la concentración de dicho gas”.

“En el caso de que se superen los 300 Bq/m3, (nivel de referencia de concentración que establece la Directiva 2013/59/EURATOM), se adopten las medidas técnicas oportunas y necesarias para reducir las exposiciones”, concluye el comunicado.

 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto