EN PELIGRO LA CONTINUIDAD DE LA LEGISLATURA

La reforma de la Atención Primaria, germen de la tensión política en Castilla y León

La división en el voto entre PP y Ciudadanos sobre una iniciativa del PSOE para retirar la reforma de la atención sanitaria ha roto la confianza en la Junta. El anticipo electoral es ya una posibilidad real.

Francisco Igea, líder de Ciudadanos en Castilla y León, y Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP de esta región / Foto: @CsCastillayLeon
Francisco Igea, líder de Ciudadanos en Castilla y León, y Alfonso Fernández Mañueco, presidente del PP de esta región / Foto: @CsCastillayLeon

time 3 min

08.09.2021 - 16:25

El Gobierno de la Junta de Castilla y León, integrado por PP y Ciudadanos, pasa por su peor momento desde que se conformara en julio de 2019. Hasta ahora, han mostrado sintonía en todos los aspectos relacionados con el ámbito sanitario, especialmente durante la crisis provocada por la pandemia de Covid-19. Sin embargo, una votación en las Cortes regionales sobre la reforma de la Atención Primaria y la asistencia rural ha originado un conflicto que puede desembocar en adelanto electoral.

Esta semana, el grupo del PP en las Cortes de Castilla y León ha votado a favor de una Proposición no de Ley (PNL) presentada por el PSOE con la que se reclamaba la retirada de la reforma sanitaria planteada por la Consejería de Sanidad, liderada por Verónica Casado y que forma parte de la cuota de Ciudadanos en el Gobierno. Todos los grupos votaron a favor de la misma, a excepción de la formación naranja, que se abstuvo.

La votación de las Cortes Generales ha paralizado el desarrollo del plan iniciado por la Consejería de Sanidad; un anticipo electoral terminaría de truncar la agenda sanitaria de Casado

Esta disparidad en la disciplina de voto, ha sido la que ha provocado el inicio del conflicto entre los socios de Gobierno. A juicio de Francisco Igea, vicepresidente,  portavoz del Ejecutivo regional y miembro de Cs, se trata de “un error estratégico” del presidente Alfonso Fernández Mañueco (PP) ya que hasta ahora, entre ambos partidos se marcaba una estrategia ante cualquier votación relevante que se produjera en las Cortes. “Esta vez no ha ocurrido”, ha revelado.

A pesar de ello, y aunque ha reconocido estar “molesto” por lo ocurrido, Igea no ha dado pie a una posible ruptura del pacto vigente entre el PP y Ciudadanos. Asimismo, ha defendido en todo momento la gestión realizada por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, quien continuará en el cargo. En todo caso, pese a que Igea insiste en que va a ser un “socio leal”, la relación entre él y Mañueco muestra claros signos de debilidad, por lo que se antoja complicado que dure hasta 2023, fecha en la que se celebrarían de nuevo elecciones autonómicas.

De hecho, dentro del propio Gobierno de la Junta de Castilla y León ya dan por hecho que el pacto se romperá. Fuentes cercanas a Ciudadanos han asegurado a ConSalud.es que ven más que es que Alfonso Fernández Mañueco convoque elecciones anticipadas. Sin embargo, la duda del presidente regional podría estar en si lo hace junto a Andalucía, donde también peligra el Gobierno de Juanma Moreno (PP) con Ciudadanos por la falta de apoyo de Vox, o si lo hace antes de que el PSOE presente una nueva moción de censura en la región.

FUTURO DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

La reforma sanitaria ha provocado este conflicto. Según Francisco Igea, se trata de un simple “documento de trabajo” que ni siquiera ha sido aprobado por el Consejo de Gobierno pero que representaba un plan para ser desarrollado durante la legislatura. Sin embargo, la votación de las Cortes ha desembocado en que la paralización de los trabajos llevados a cabo hasta ahora por la Consejería de Sanidad.

Tras su encuentro con el PSOE, Fernández Mañueco ha dado instrucciones a Verónica Casado “para que convoque el grupo de trabajo constituido para avanzar en la mejora de la sanidad”

En esta línea, y tras reunirse de forma bilateral con Luis Tudanca, portavoz del PSOE en Castilla y León, el presidente Fernández Mañueco ha dado instrucciones a Verónica Casado “para que convoque el grupo de trabajo constituido para avanzar en la mejora de la sanidad”, según indica la Junta en un comunicado. Sobre este, ha mostrado su confianza “en la participación de todos”. La promesa del presidente regional es que “cada castellano y leonés tendrá un médico de primaria y una enfermera de referencia independientemente del lugar donde viva”.

Hace apenas una semana, la consejera de Sanidad avanzó sus planteamientos para el resto de la legislatura y entre ellos incluyó diferentes líneas para reorganizar y reforzar la atención sanitaria. Por ejemplo, trasladó la propuesta de crear un punto principal de atención continuada (con médico, enfermera, equipado y con unidad de soporte vital básico) y otros puntos de atención vinculados (con una enfermera de equipo y otra especializada en urgencias, en contacto por telemedicina con el primero).

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto