ENTREVISTA A LA EXCONSEJERA DE SANIDAD DE CYL

Verónica Casado: “En sanidad falta consenso, hacer propuestas de verdad y construir entre todos"

Tras su cese fulminante como consejera de Sanidad de Castilla y León y a pocos días de una campaña electoral, Verónica Casado atiende a ConSalud.es para compartir su visión del 13-F, de la pandemia y de su experiencia en la Junta.

Verónica Casado, exconsejera de Sanidad de Castilla y León (Foto: Cs CyL)
Verónica Casado, exconsejera de Sanidad de Castilla y León (Foto: Cs CyL)

time 8 min

25.01.2022 - 13:30

Tras dos años y medio como consejera de Sanidad de Castilla y León, la única representante de Ciudadanos en el Consejo Interterritorial, Verónica Casado recibió su cese de forma inesperada: por correo electrónico y en plena sexta ola de contagios de la pandemia de Covid-19. Tras un mes de su destitución, la nombrada como mejor médica de Familia del mundo ha valorado para ConSalud.es esta salida del ámbito político, su experiencia en la Consejería, las posibilidades de Ciudadanos de cara al 13-F y sus aspiraciones profesionales para los próximos meses.

Hace poco más de un mes de su cese. No ha pasado mucho tiempo pero seguro que le ha dado tiempo a reflexionar. ¿Qué sensaciones ha tenido?

Han sido varios sentimientos los que tuve y he tenido justo después del cese. Primero fue un alivio, porque han sido dos años y medio de extrema dureza. No solamente por la peor pandemia que hemos vivido en el último siglo sino también por todo el contexto político que rodea en este caso a la sanidad. Esto hace mucho daño y entorpece proyectos que son absolutamente necesarios. Cuando te dicen que este proyecto es magnífico pero que no lo vamos a apoyar porque quita votos, es algo que te sorprende.

“No entiendo que durante toda la pandemia Mañueco haya estado escondido detrás de nosotros y que luego, sin mirarte a los ojos y darte las gracias por tu gestión, te cese de esta manera”

¿Qué le han parecido las formas de convocar elecciones por parte de Alfonso Fernández Mañueco (PP)?

Ha sido una sensación de tristeza, después de haber dado la cara todos los días con una pandemia terrible. Tuvimos un Consejo de Gobierno un jueves, donde todo parecía normal, me preguntaron por cómo iba la sanidad y dije que estaba muy preocupada por la sexta ola. Convoqué por la tarde a los expertos para ver las mejores medidas. El viernes y el sábado trabajé con mis técnicos para adaptar las propuestas que teníamos. Y el lunes, en una Comisión Delegada convocada por Economía y Hacienda donde iba a presentar estas propuestas, la sorpresa fue que está todo el Gobierno menos los consejeros de Ciudadanos. A los pocos segundos recibí el correo electrónico de mi cese, donde me agradecían los servicios prestados.

Verónica Casado, ex consejera de Sanidad de Castilla y León (Foto Cs CyL)

Todo es entendible. Puedo entender que haga sus cálculos y convoque elecciones porque las encuestas digan que le va a ir bien. Lo que no entiendo son las formas, que durante toda la pandemia hayas estado escondido detrás de nosotros y que luego, sin mirarte si quiera a los ojos y darte las gracias por tu gestión, te cesen de esta manera. Me hizo una llamada telefónica comunicándome el cese porque quería estabilidad política. Yo solo le comenté que la historia nos pondrá a todos en nuestro sitio.

Con respecto al momento, ¿qué le pareció que se produjera en plena sexta ola de contagios por Covid-19?

Pues he tenido un sentimiento de preocupación. En medio de una ola no puedes cortar la cabeza de alguien que está dirigiendo un buque muy complejo como es la sanidad.

“Estaba muy integrada en el Consejo Interterritorial. Aunque he sido muy peleona con ciertas cosas, me he sentido muy escuchada. Todos los consejeros me han apoyado”

¿Se ha sentido apoyada tras el cese? ¿Cómo ha sentado en el pleno del Consejo Interterritorial?

He de expresar mi agradecimiento. Desde el momento del cese, hubo cientos de llamadas y mensajes, agradeciendo mi gestión y trabajo y no entendiendo cómo se han producido los hechos. Movilizó mucho, tanto dentro de Castilla y León como fuera. Y sí, todos los consejeros del Interterritorial me han escrito, llamado, siguen presentes. También me escribió Salvador Illa, Carolina Darias y muchos directores generales del Ministerio. Yo estaba muy integrada en el Consejo Interterritorial. Aunque he sido muy peleona con ciertas cosas, me he sentido muy escuchada. Todos me han deseado suerte, algo que agradezco mucho.

¿Qué le parecen las medidas tomadas por el nuevo consejero de Sanidad para atajar la sexta ola?

Creo que no se está gestionando nada bien. Una de las características que teníamos, y por lo que nos han dado muchos premios, es la transparencia. Publicábamos todo, tanto los buenos datos como los malos. Pero ahora, hay un acta de la comisión de expertos que aún no está publicada. Eso no puede ser en un tema tan urgente. Otro ejemplo ha sido el de contratar  12 camionetas para hacer test masivos, algo que estudiamos pero que desechamos por falta de seguridad. No puedes meter en un espacio cerrado a personas sospechosas de tener Covid, que se quiten la mascarilla y que alguien que no tiene la titulación reconocida haga la toma. Si no se hace bien, es un lugar propicio para contagiarse. Además, cuesta más de seis millones de euros.

“Prometer la apertura de todos los consultorios es engañar a la población. Se están diciendo cosas tan electoralistas que no me parecen de recibo”

Pero quizá la medida que más llame la atención es la apertura de chequera. Propuse apoyar a los profesionales de Primaria, intentando mejorar su organización, sacando todo el Covid-19 y las sustituciones a las tardes. En su momento me dijeron que no había dinero. Pero ahora, resulta que sí lo hay y que se pagan 300 euros por las tardes. Me parecen cosas tan electoralistas que no me parecen de recibo.

Hablando de campaña electoral, ¿cómo ve la promesa de Mañueco de aprobar una ley para blindar los servicios sanitarios en todos los pueblos de Castilla y León?

No se puede engañar a la población. En Castilla y León tenemos 3.666 consultorios, 2.300 médicos de familia, 94.000 kilómetros cuadrados y se nos van a jubilar 1.000 profesionales en los próximos cinco años. No puedes garantizar la apertura diaria de esos consultorios porque es matemática y técnicamente imposible. Igual que dicen que se va a invertir más en sanidad. A ver, habéis tenido la oportunidad y no se ha hecho. No es verdad. Por la sanidad hay que apostar en financiación, organización, planificación y gestión. En este sentido me siento decepcionada.

Usted sigue apoyando a Ciudadanos. Incluso va en un puesto simbólico. ¿Cómo ve las posibilidades del partido de cara al 13-F?

De alguna manera, el proyecto de Ciudadanos es el mío, el proyecto sanitario que mi equipo y yo hemos construido. Nosotros no engaños. Lo que contamos es lo que queríamos hacer, verdad y transparencia. Creo que la verdad, la honestidad, la técnica y la ciencia merecen una oportunidad a la hora de hacer propuestas y no vender humo. Se puede hacer política honesta e ir de la mano de la ciencia.

“La verdad, la honestidad, la técnica y la ciencia merecen una oportunidad a la hora de hacer propuestas. Si pudiera desarrollar las políticas sanitarias que hemos puesto en marcha, lo valoraré”

Hablando de posibilidades, creo que Ciudadanos representa una ideología muy cercana a lo que puede pensar mucha gente en sus casas. Esta polarización que tenemos no refleja la realidad. El partido representa una doble vertiente: el liberalismo, que las personas se desarrollen libremente según sus capacidades; y el socialismo, hacer que algunas cosas funcionen de manera pública para garantizar esa libertad individual. La sanidad tiene que ser pública. Además, Ciudadanos puede ser un voto útil, lo hemos demostrado. Hemos hecho muy buena gestión en las cuatro consejerías que hemos llevado. Ninguno de nosotros tenemos nada que ganar como consejero. Para mí, la Consejería ha sido más un potro de tortura que un sillón.

Francisco Igea ha manifestado que si Ciudadanos vuelve a entrar en un Gobierno le volvería a nombrar a usted como consejera de Sanidad. ¿Lo aceptaría?

En esta vida no puedes decir ‘esto, nunca jamás’. A lo mejor hace un mes lo pensaba. Pero si pudiera desarrollar las políticas sanitarias que hemos puesto en marcha, lo valoraré. De momento, paso a paso.

¿Qué medidas le hubiera gustado culminar al frente de la Consejería?

Hay un sendero por el que íbamos caminando, el mejorar la financiación, tener al menos un 7,5% del PIB y un 20-25% para Primaria. Había muchos planes, pero eran cinco las estrategias fundamentales. Por un lado, la Estrategia de ordenación y refuerzo de la Atención Primaria y la atención continuada. También la digitalización y tejer una auténtica red conectada dentro del sistema (la historia clínica compartida o la telemedicina).  O el proyecto de los sistemas de información, porque sin datos y transparencia no se puede trabajar, hay que saber los indicadores de consecución de salud.

Verónica Casado, exconsejera de Sanidad de Castilla y León (Foto   Cs CyL)

Un cuarto elemento, fundamental, era conseguir taponar el déficit de profesionales que tenemos en nuestra comunidad. Hoy tenemos 18 especialidades con más precariedad. Tenemos que incrementar la formación de médicos y enfermeras en la fase de grados y ajustar las necesidades de especialistas. En estos dos años, hemos aumentado un 40% la oferta de plazas en las especialidades más precarias. Y el quinto gran pilar destacado era la humanización del sistema sanitario. La calidez y la empatía de los profesionales son muy importantes. Esos proyectos están diseñados y preparados para empezar a funcionar.

Usted ha defendido un Pacto por la Sanidad a nivel estatal. ¿Por qué no se ha logrado hasta ahora?

Porque es una herramienta muy sensible para agredir al contrario. Todas las personas somos muy sensibles a la sanidad. Es curioso porque los consejeros del Consejo Interterritorial, independientemente del partido que representaran, me decían cómo les atacaban. Pero la oposición era la misma. Parecía que había un manual para atacar al contrario. Eso no puede ser. Lo que necesitamos en sanidad es consenso, hacer propuestas de verdad, estudiarlas y construir entre todos. Estamos en un momento de fragilidad muy importante en la que sino potenciamos al SNS puede ir a la deriva.

"Esta situación, en la que unas comunidades hacen una cosa, otras otras, no puede ser. Cuando hemos tomado decisiones juntos, como ha sido la vacunación, nos ha ido muy bien"

También ha defendido que se elaborara una ley de pandemias. ¿Qué mejoraría?

Esto nos ha pasado ahora, pero nos puede volver a pasar y no nos puede pillar desprotegidos. En Castilla y León tenemos una reserva estratégica para que esto no pase. En mayo de 2020, el presidente del Gobierno dijo que se iba a hacer la ley de pandemias y no se hizo. Esta situación, en la que unas comunidades deciden hacer una cosa, otras otras, no puede ser. Cuando hemos tomado decisiones juntos, como ha sido la Estrategia de Vacunación, nos ha ido muy bien. Sigue siendo necesaria esta ley. Ojalá sea la última catástrofe a la que nos enfrentemos, pero no lo sabemos.

Hablando de la pandemia, estamos en una cierta estabilización. En el debate ha aparecido la palabra ‘gripalizar’. ¿Cree que es pronto para tratar la Covid-19 así?

Pienso que es muy pronto. Sabemos demasiado poco de este virus como para aseverar cosas. Es verdad que por la tendencia que está teniendo, da la impresión que puede pasar de ser una pandemia a comportamiento como hacen otros virus, que sigue estando presente pero que su agresividad no es tan importante. Ya veremos. Pero parece pronto, todos los expertos piden prudencia.

Si del 13-F no sale la posibilidad de repetir como consejera, ¿tiene claro que volverá a su centro de salud de Parquesol, en Valladolid? ¿Tiene en mente otros proyectos?

Tengo tres proyectos en mente, dos internacionales y uno nacional muy interesantes. Ha sido curioso, porque me cesaron e inmediatamente hubo gente que se puso en contacto conmigo. Todavía no lo tengo claro. Sí quiero normalizar mi vida, retomar mi actividad asistencial, la actividad docente, volver a la universidad y a la unidad docente para formar a profesionales de Medicina de Familia.

(interior) Verónica Casado, exconsejera de Sanidad de Castilla y León, ante el centro de Salud de Parquesol, en Valladolid (Foto Cs CyL)

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto