Menú
A TRAVÉS DE UNA REFORMA FISCAL

Cataluña quiere “blindar” la sanidad con una recaudación de impuestos de 543 millones

El gobierno de la Generalitat y el grupo Cataluña En Comú Podem acuerdan una reforma fiscal que modifica seis figuras tributarias y vigentes y crea una nueva. El objetivo, “blindar el Estado del Bienestar”.

Pere Aragonés, consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña (Foto: @vicepresicat)
Pere Aragonés, consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat de Cataluña (Foto: @vicepresicat)

time 2 min

17.12.2019 - 00:00

La Generalitat de Cataluña prepara ya la redacción del proyecto de presupuestos de esta comunidad autónoma para el año 2020, cuentas que sustituirían a las que están actualmente en vigor que son las prorrogadas del 2017. Tras anunciar recientemente un incremento para el Departamento de Salud de 900 millones de euros, ahora han informado de dónde prevén lograr parte de ese dinero.

Este lunes, el gobierno de la Generalitat y el grupo En Comú Podem del Parlamento de Cataluña han acordado el impulso de una reforma fiscal que aspira a generar una recaudación anual de 543 millones de euros, que será de 173 millones en 2020. Con el objetivo de “blindar el Estado del Bienestar”, la propuesta prevé “lograr una fiscalidad más justa, impulsar un crecimiento sólido y sostenible y luchar contra el cambio climático”, según ha explicado Pere Aragonès, consejero de Economía y Hacienda.

Para "blindar los servicios públicos", Generalitat y En Comú Podem han pactado retocar seis figuras tributarias ya existentes y crear un nuevo impuesto ambiental

Para ello, ambas partes han planteado retocar seis figuras tributarias ya existentes: el IRPF, el impuesto sobre sucesiones, el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, el de estancias en establecimientos turísticos, el de viviendas vacías y el de bebidas azucaradas envasadas. Además, se va a crear un nuevo tributo ambiental.

Según ha defendido Jessica Albiach, presidenta del grupo parlamentario Cataluña En Comú Podem, se trata de “una reforma fiscal progresiva y verde que debe servir para revertir una década de recortes y austeridad y blindar los servicios públicos. A quien más gana y más tiene le pedimos un pequeño esfuerzo, y quien más contamina, más paga”.

IMPACTO RECAUDATORIO

El acuerdo firmado este lunes desgrana cuál será el impacto recaudatorio de cada uno de los impuestos, tanto de forma anual como para el proyecto de presupuestos autonómicos para el 2020.

El reparto es el siguiente: 18,6 millones anuales por el IRPF; 189,76 millones anuales (47,44 para el próximo año) por el impuesto de sucesiones; 13,17 millones al año (0,55 para el 2020) por el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados; 20,5 millones anuales (10,3 para el próximo) por el gravamen de estancias en establecimientos turísticos; 3,5 millones anuales por el de viviendas vacías; y 6,37 millones al año (3,19 en 2020) por el de bebidas azucaradas envasadas.

Finalmente, con el nuevo impuesto sobre instalaciones que inciden en el medio ambiente se prevé recaudar 145,12 millones de euros al año (75,56 en el 2020). Además, la carga sobre las emisiones de CO2 a los vehículos de tracción mecánica  espera lograr 155,5 millones anuales (38,6 para este año), recaudación que está sujeta a la aprobación del proyecto de ley de modificación de la Ley 16/2017, del cambio climático.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto