Menú
Reduce el dolor del posoperatorio

El Hospital de Sant Pau realiza una intervención pionera para extirpar el cáncer de pulmón

El uso de esta nueva técnica permite extirpar el lóbulo pulmonar afectado así como los ganglios evitan el posterior dolor posoperatorio.

Imagen de la intervención en el Hospital Sant Pau (Foto: Hospital Sant Pau)
Imagen de la intervención en el Hospital Sant Pau (Foto: Hospital Sant Pau)

time 2 min

27.11.2019 - 15:30

El Hospital Sant Pau de Barcelona ha comunicado la realización de una intervención quirúrgica pionera en Cataluña en cáncer de pulmón. Esta consiste en la realización de una única incisión por debajo del xifoides (hueso inferior al esternón) para extirpar el lóbulo pulmonar afectado y los ganglios. De esta forma se evita el dolor posoperatorio.

“La cirugía mínimamente invasiva para combatir el cáncer de pulmón en sus estadios iniciales se usa cada vez más, de manera que un 50% de los pacientes que lo padecen en todo el país lo superan mediante esta técnica". El Hospital de Sant Pau ha ido un paso más allá en este tipo de cirugías videoasistidas, con la realización de la lobectomía "a través de una incisión que no atraviesa las costillas, por debajo del xifoides, que permite no tocar los nervios que causan el dolor en el paciente”, explica el doctor Joan Carles Trujillo, responsable del equipo de Cirugía Torácica del hospital.

Con esta técnica se permite a los médicos, en una misma intervención, llegar a las dos cavidades pleurales y al pericardio

"La combinación de estas dos técnicas permite una resección completa del cáncer, sobre todo en relación con los ganglios, que son de difícil acceso vía subxifoidea”, añade Elisabeth Martínez-Tellez, una de las cirujanas que ha participado en la operación.

Con esta técnica se permite a los médicos, en una misma intervención, llegar a las dos cavidades pleurales y al pericardio.

La principal ventaja de este tipo de intervención quirúrgica, en palabras de la responsable de Anestesiología Torácica la doctora Ana Parera, es la disminución del dolor ante una de las intervenciones con el posoperatorio más doloroso para los pacientes.

“El abordaje torácico se traduce en el 40% de los casos en una cronificación del dolor posterior a la operación, algo que nos ahorramos con la intervención subxifoidea”, explica Parera.

En la realización de una toracotomía regular, el posoperatorio del paciente requiere la administración de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINES), paracetamol y la utilización de catéter paravertebral o epidural que suministre medicamentos de rescate como la morfina.

"La cirugía mínimamente invasiva para combatir el cáncer de pulmón se aplicaba en el 8% de los casos en 2015. En 2018, los casos que se tratan mediante esta técnica suponen el 72% del total, lo que repercute drásticamente en una reducción de la estancia hospitalaria, que ha pasado de los 8,8 días en 2015 a los 3 días y pico en 2018", concluye Belda.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto