Menú
DIÁLOGO Y NEGOCIACIONES

Induráin lanza un plan de choque para los médicos navarros con el fin de acabar con la huelga

Osasunbidea y el Sindicato Médico han mantenido una reunión en la que se han planteado propuestas tanto para Primaria como atención hospitalaria dirigidas a reducir las sobrecargas laborales, avanzar en la situación de profesionales y mejorar el servicio.

Santos Induráin, consejera de Salud del Gobierno de Navarra (Foto. Gobierno de Navarra)
Santos Induráin, consejera de Salud del Gobierno de Navarra (Foto. Gobierno de Navarra)

time 6 min

31.10.2019 - 00:00

El Departamento de Salud del Gobierno de Navarra ha presentado al Sindicato Médico en una reunión mantenida esta semana una propuesta de medidas concretas en dos tiempos, que afectan tanto a Atención Primaria como a Atención Hospitalaria, dirigidas a reducir la sobrecarga de trabajo y mejorar la situación y condiciones del personal médico, de cara siempre a reforzar el servicio y la atención al paciente en un contexto también de déficit general de facultativos.

La oferta incluye una serie de propuestas en cada apartado entre las que destacan una priorización de los puestos de médicos en las OPEs, garantizar contratos al 100% y con contratos de al menos un año; revisar la resolución de productividad vigente; facilitar exenciones de guardias en mayores de 55 años, remunerar las tutorías con las y los MIR (a los que se les ofrecerá una estabilidad para fidelizarlos), analizar un mapa con plazas de difícil cobertura incentivadas, fijar los cupos máximos de TIS en Primaria, aumentar el tiempo de atención al paciente con un mínimo de 10 minutos (y tendentes a 12 minutos) así como una reorganización de la gestión de las agendas con mayor autonomía clínica.

La Consejería de Salud que dirige Santos Induráin comparte con el Sindicato Médico la necesidad de alcanzar un acuerdo “posible e imprescindible” afrontando compromisos de aquí a fin de año que dependen de sus competencias y abordar otros más estructurales en el siguiente semestre.

El Departamento de Salud y el Sindicato Médico de Navarra coinciden en la necesidad de alcanzar un acuerdo

Salud parte de una doble constatación. En primer lugar, según el primer avance de un estudio comparativo que está llevando a cabo Osasunbidea sobre las retribuciones del personal médico navarro, procede dar pasos en esta legislatura y tender a situarlas en un nivel más acorde con el contexto socioeconómico de la Comunidad Foral y los parámetros de otras autonomías u otros sectores sociosanitarios. Al mismo tiempo es posible implementar algunos cambios para fidelizar y atraer personal facultativo y retener talento.

Por otro lado, en el ámbito de lo que es la organización del sistema, aunque los últimos informes estatales sitúan al sistema sanitario público de Navarra a la cabeza de la tabla estatal, se constata que también hay margen para articular una serie de medidas que palíen la sobrecarga de trabajo de algunos sectores (se creará un comité de seguimiento) y se logre una mayor eficacia y eficiencia en la organización. En este sentido, el Departamento trabaja en valorar las fórmulas concretas, los cauces normativos y el impacto presupuestario de esta oferta que tiene como fin último una traducción en términos de mejora del servicio y la atención al paciente.

OPEs, FIDELIZAR MIR Y EVITAR LA PRECARIEDAD LABORAL

Con esta visión global, los representantes del departamento han trasladado a los representantes sindicales un abanico de compromisos concretos de diferentes ámbitos que se suman a otras medidas ya en curso como es la aplicación del Grado que en el sector sanitario supondrá una importante aportación de ingresos para médicos interinos.

En primer lugar, con el doble objetivo de estabilizar el empleo y mejorar su calidad, se prevé incluir el 100% de las plazas de especialidades médicas que pueden salir a OPE (que tendrán en parte examen tipo test), consolidar las estructurales y lograr que las sustituciones que surjan sean al 100% de jornada y por un tiempo mínimo de un año.

El Gobierno navarro pretende mejorar de las condiciones laborales de los médicos para lograr fidelizarlos en el Servicio Navarro de Salud

El objetivo es conseguir que el sistema sanitario público navarro sea atractivo para los facultativos que terminen su formación y entren en el mercado laboral. En este sentido, se ofertarán a las y los MIR también un contrato de al menos un año (extensible a 3 años) así como se incentivará económicamente a sus tutores, una medida novedosa a nivel estatal.

EXENCIONES DE GUARDIAS A PARTIR DE 55 AÑOS Y JUBILACIONES

Configurar una oferta atractiva para la incorporación de nuevos médicos en el sistema es clave pero no es lo es menos, en el otro extremo de la vida laboral del personal sanitario, retener el talento y adecuar las condiciones de trabajo a cada tramo de edad.

Así, además de promover un cambio legal a nivel foral para que voluntariamente las y los médicos puedan retrasar su jubilación efectiva hasta los 70 años se van a favorecer la exención de guardias a partir de los 55 años con una vía alternativa de actividad extraordinaria en otros horarios para que no se resienta su nivel retributivo.

Se realizará un cambio normativo para que los médicos puedan jubilarse voluntariamente a los 70 años

También se crearía un grupo de trabajo paritario que estudie las posibilidades existentes para aprovechar el conocimiento y la experiencia de los profesionales senior para el sistema. El asunto de las “microguardias” en Primaria quedaría para una segunda fase de negociación dentro del contexto de una remodelación de la atención urgente en el ámbito rural.

CUPOS Y TIEMPO 

En este ámbito de la parte económica, se apuesta por un paquete de medidas ligadas a mejorar la situación de los profesionales médicos en relación con la productividad, la actividad extraordinaria y las responsabilidades directamente relacionadas con la formación y la docencia. Para ello se revisará la resolución aprobada al final de la pasada legislatura, cuya implementación es muy mejorable. Al mismo tiempo se propone primar las guardias en los días especiales (24,25 y 31 de diciembre y 1 de enero).

Por otra parte, ya para una segunda fase de negociación, se planteará la posibilidad introducir en la agenda Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el tema de avances en material salarial de los profesionales sanitarios en general y de los médicos en particular.

En lo que son competencias inmediatas y propias del Departamento de Salud sí que hay un compromiso a dar pasos en lo que tiene que ver por un lado mejoras organizativas para evitar sobrecargas con compensaciones para los profesionales que tengan una traducción directa en un mejor servicio para la ciudadanía.

Santos Induráin quiere garantizar los 10 minutos por consulta y tender a los 12

En este grupo se incluye todo lo que tiene que ver con gestiones de agendas, tiempos y cupos de asistencia. Así, en Atención Primaria (donde se va a incrementar la plantilla en 25 médicos de familia y 5 pediatras antes de tres años) se garantizará que cada médico dedique al menos 10 minutos a cada consulta con la finalidad de tender al final de legislatura a 12 minutos.

Es una medida que mejorará el tiempo de atención a las y los pacientes. Para ello, más allá de propiciar la autogestión de las agendas de los equipos (también en especializada, siempre con el objetivo de cumplir los objetivos de tiempos de espera que se pacten) se plantearán fórmulas y compensaciones para gestionar los excesos de cupos. En este sentido, el departamento se compromete a que ningún facultativo se vea obligado a atender a más de 1.500 TIS (Tarjetas Sanitarias) estandarizadas por médico de familia ni 1.000 en el caso de pediatras, sector en el que se plantea la creación de una figura de coordinación a nivel de toda Navarra.

PLAZAS DE DIFÍCIL COBERTURA

Finalmente, además de otras medidas para la conciliación laboral y familiar, se pondrán en marcha sendos grupos de trabajo para buscar una “optimización del trabajo médico en Primaria y Atención Hospitalaria” y para definir las plazas y zonas de “difícil cobertura”, una reivindicación de la clase médica que ya se está abordando en otras comunidades. En esta línea de fomentar la participación de los profesionales se garantizará su presencia en todas las comisiones y otros grupos de trabajo para avanzar en la gestión clínica de los procesos.

En resumen, se trata tal y como se ha planteado reiteradamente desde Salud, de “una propuesta de acuerdo inicial en el marco de las posibilidades y competencias propias, con el objeto de mejorar la situación de la atención y desatascar el conflicto; para pasar después en el primer semestre del año que viene y en otro clima más favorable y constructivo a abordar conjuntamente y con una metodología y calendario concreto el resto de temas de calado para el colectivo médico pendientes”, informa el Departamento

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto