Menú
FACILITA EL TRABAJO DE LAS ENFERMERAS

Nueva técnica para facilitar las punciones en niños

La técnica consiste en pinchar al paciente mientras está abrazado a su padre o madre, situación que reduce su estrés

Nueva técnica para facilitar las punciones en niños
Nueva técnica para facilitar las punciones en niños

time 1 min

06.06.2018 - 14:14

Nadie sabe mejor que las enfermeras de urgencias pediátricas lo difícil que resulta muchas veces extraer sangre o coger una vía venosa a un niño. Para facilitar este procedimiento, a Montse De Prada Pérez, enfermera de la Unidad de Urgencias de Pediatría del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), se le ocurrió un sistema tan aparentemente sencillo como realizar la punción con el niño abrazado a su madre o padre.

"Un día me llamaron unas compañeras porque no había manera de pinchar a un niño. Llegué a la consulta y estaba en la camilla llorando desesperado, con la cara completamente enrojecida. Como se encontraba fuera de sí. Propuse que le dejaran para que se tranquilizara. Se levantó de la camilla, se sentó a horcajadas sobre su madre, que estaba en una silla, y se abrazó a ella. Me fijé que dejaba los brazos por detrás de su madre, a ella le pedí que siguiera abrazándolo con fuerza, le cogí la mano y le pinché sobre la marcha", recuerda De Prada.

Los padres transmiten protección al niño, lo que facilita el procedimiento 

Este descubrimiento casual ocurrió hace un año y, desde entonces, seis enfermeras de la unidad lo vienen aplicando a todo paciente pediátrico susceptible de que se le realice esta práctica. Hasta ahora, se tenía que inmovilizar al niño en la camilla si se oponía, para pincharle era necesario que le sujetaran dos y, según la edad, hasta tres enfermeras.

Así, su experiencia en estos meses les ha demostrado que esta técnica resulta efectiva para reducir el estrés del paciente pediátrico porque al sentirse protegido por su padre o madre reacciona con mucha más tranquilidad, a la vez que se evita que vea el procedimiento. Además, ello requiere menos personal. "Es suficiente con una enfermera y una auxiliar: una pinchando y la otra cargando los tubos de analítica. Además, le pedimos a la madre o padre que se siente en la silla de espaldas a la camilla y vamos dejando ahí el material", señala De Prada.

Por otro lado, dada la orientación del procedimiento a mejorar el bienestar del paciente, estas enfermeras consideran que puede encajar dentro de la Estrategia de Humanización del Sistema Sanitario Público de Navarra, puesta en marcha el pasado otoño.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)

Recibe la Newsletter de ConSalud.es

Todos los días y de forma gratuita la newsletter con toda la información del sector sanitario

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto