Menú

ANÁLISIS

El incremento del valor del dólar, una oportunidad para las farmacéuticas europeas

El dólar ha sufrido un crecimiento notorio en las últimas semanas, resultado de las inversiones que están llegando a EEUU. Sin embargo, el euro y la libra han experimentado caídas, algo que preocupa de forma significativa a los mercados europeos.

Dólar (Foto. Pixabay)
Dólar (Foto. Pixabay)

time 1 min

02.10.2022 - 00:00

Momento clave en las divisas mundiales. El dólar ha sufrido un crecimiento notorio en las últimas semanas, resultado de las inversiones que están llegando a Estados Unidos. Sin embargo, el euro y la libra esterlina han experimentado caídas sustanciales, algo que preocupa de forma significativa a los mercados europeos.

En concreto, el euro ha bajado un 0,8% y ha registrado su menor valor desde 2022, toda vez que la libra ha llegado a caer más del 3%, tocando su valor más bajo de los últimos 37 años. Todo ello en un contexto en el que el dólar experimenta su mayor alza desde la década de 1980.

El euro ha bajado un 0,8% y ha registrado su menor valor desde 2022, toda vez que la libra ha llegado a caer más del 3%, tocando su valor más bajo de los últimos 37 años

En este escenario se abre una oportunidad de oro para las farmacéuticas europeas que tienen opciones de negocio abiertas en el país que preside Joe Biden. De hecho, algunas compañías ya han anunciado que esperan un aumento de los ingresos durante el tercer trimestre, con incrementos de los precios por acción.

No obstante, las empresas de América del Norte verán cómo sus ingresos se verán afectados cuando sus ventas en el extranjero se conviertan, de nuevo, en dólares. De forma habitual, la debilidad de una moneda ayuda al sector exportador. A pesar de ello, los déficits en las cadenas de suministro y la guerra en Ucrania hacen que esta tendencia sea poco probable.

La tendencia es positiva en el país, dado que su producto interior bruto (PIB) ha experimentado problemas pero la economía nacional sigue generando empleo

Otro de los motivos es que Estados Unidos no padece problemas energéticos como Europa o Asia. Así, si los precios de la energía siguen disparados es probable que las industrias nacionales se resientan, si bien en América el impacto será, considerablemente, menor.

Asimismo, la tendencia es positiva en el país, dado que su producto interior bruto (PIB) ha experimentado problemas pero la economía nacional sigue generando empleo. La inflación, por su parte, es un problema que afecta a nivel global.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto