Menú

SOLUCIONES DE TELEMEDICINA

Philips se suma al Día Mundial de la Seguridad del Paciente

Las soluciones de telemedicina proporcionan una mejor atención a las embarazadas y los recién nacidos

Las soluciones de telemedicina proporcionan una mejor atención a las embarazadas y los recién nacidos
Las soluciones de telemedicina proporcionan una mejor atención a las embarazadas y los recién nacidos

time 4 min

16.09.2021 - 13:00

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada día más de 800 mujeres de todo el mundo mueren por complicaciones en el embarazo y el parto. Además, cada año se registran más de dos millones de muertes prenatales, de las que más del 40% ocurren durante el parto. Y aunque los países en vías de desarrollo son los que experimentan una mayor mortalidad infantil, en Europa y Norteamérica el 54% de las muertes en menores de 5 años se producen en neonatos.

“La mayoría de las muertes en embarazadas y recién nacidos se deben a complicaciones prevenibles y tratables en muchos casos”, explica Jeff Cohen, responsable de la unidad de Ultrasonido en Royal Philips.

Philips, compañía líder en tecnología de salud, se suma al Día Mundial de la Seguridad del Paciente, que la OMS celebra el 17 de septiembre bajo el lema “Cuidados seguros para la madre y el recién nacido” y lo hace recordando que muchas de las soluciones y tecnologías necesarias para tratar las complicaciones en la embarazada y el recién nacido están ya disponibles.

“El acceso a la tecnología de imagen médica, ya sea una ecografía básica, una radiografía o modalidades más avanzadas como el TAC o la resonancia magnética, pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte para la madre y el bebé”, recuerda Cohen.

A los retos que supone para las embarazadas vivir en zonas rurales alejadas de hospitales se suma la pandemia de COVID-19 y la necesidad de reducir las interacciones físicas

Sin embargo, dos tercios de la población mundial carecen de acceso incluso a la tecnología de imagen más básica. Yallí donde se dispone, el impacto global de la pandemia de COVID-19 ha provocado retrasos en las pruebas diagnósticas y el tratamiento de los pacientes.

La OMS recomienda que todas las mujeres embarazadas se sometan al menos a una ecografía, preferiblemente en las primeras 24 semanas de embarazo, para calcular con precisión la edad gestacional, detectar anomalías fetales y mejorar la experiencia general del embarazo. Sin embargo, en zonas rurales de África, donde los especialistas escasean y las mujeres embarazadas tienen que viajar durante muchas horas hasta el hospital más cercano, esta recomendación está muy lejos de la realidad.

IMPORTANCIA DE LA TELEMEDICINA EN EL EMBARAZO

Por ello, Royal Philips, a través de Philips Foundation y en colaboración con socios clínicos locales y el Ministerio de Sanidad de Kenia, está trabajando para poner la ecografía portátil en manos de matronas capacitadas en los centros de atención primaria y conectarlas con especialistas en hospitales urbanos. Mediante una combinación de formación personal, educación a distancia y colaboración por video en tiempo real, las matronas pueden desarrollar las habilidades y la confianza necesarias para realizar los exámenes obstétricos básicos rutinarios y, de esta forma, identificar a las mujeres de alto riesgo para la derivación y el tratamiento oportuno y ofrecerles a estas mujeres embarazadas una oportunidad mucho mayor de traer un hijo sano al mundo.

“Por ejemplo, mediante una aplicación móvil, las matronas pueden elaborar un perfil de salud de las embarazadas recogiendo datos de los exámenes. A partir de estos datos se genera una puntuación de riesgo, que puede ayudar a los cuidadores a identificar a las mujeres que necesitan cuidados adicionales”, precisa elresponsable de la unidad de Ultrasonido de Philips. “Además, las embarazadas pueden participar en su propio cuidado a través de una aplicación que ofrece consejos relacionados con el embarazo”, añade Cohen.

Pero la telemedicina no solo es útil en las zonas remotas de África o de otras regiones en vías de desarrollo, también lo es en países desarrollados donde las embarazadas que viven en zonas rurales tienen que desplazarse muchas veces varios kilómetros para sus revisiones.

Según el informe ‘El acceso a servicios en la España rural’ elaborado por el Banco de España, una persona que vive en zona rural tiene que transitar una media de 12,4 kilómetros para acudir al profesional sanitario más cercano, y mientras que un ciudadano de Madrid solo tiene que recorrer 1,5 kilómetros para ir al médico de atención primaria, un habitante de la provincia de Teruel tiene que viajar de media 20 kilómetros.

Por lo tanto, el acceso a tiempo a servicios de salud especializados puede ser un desafío para las mujeres embarazadas que viven en comunidades rurales o remotas. Pero gracias a las tecnologías innovadoras, las pacientes pueden obtener la atención médica que necesitan más cerca de casa.

Entre las soluciones que ofrece Philips para ayudar a las embarazadas que se encuentran en zonas rurales figura el parche maternal y el monitor fetal Avalon CL. Se trata de un parche desechable que se coloca en el abdomen de la madre para capturar sus signos vitales y los del feto. Los datos captados por el parche permiten a los médicos controlar a las mujeres embarazadas desde su casa, lo que reduce el número de desplazamientos al obstetra y también disminuye el contacto físico, algo muy importante para las embarazadas en el contexto de la pandemia de COVID-19.

Por último, Philips cuenta con las aplicaciones Embarazo+ y Bebé+, que proporcionan a las madres y información de confianza y relevante para cuidar de su salud y la de su bebé durante el embarazo y tras el parto.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto