Menú
NUEVOS DISPOSITIVOS DE SALUD

Samsung, otro gigante más que se suma al Big Data sanitario

La compañía tecnológica explora negocios de futuro en ámbitos de la salud digital, con el fin de registrar parámetros como el ritmo cardiaco, el oxígeno en sangre o la respiración de sus usuarios, en forma de Big Data.

Francis Ho, jefe de salud digital de Samsung.
Francis Ho, jefe de salud digital de Samsung.

time 2 min

10.11.2017 - 00:00

El fabricante surcoreano, Samsung, es consciente de que su papel en el futuro de la industria tecnológica depende de la innovación que sea capaz de construir hoy.

Por eso, desde hace unos años, uno de sus proyectos es Simband, una pulsera que utiliza sensores para monitorizar los latidos del corazón, la respiración y la tensión arterial, entre otras cosas. Un producto que ya presentaron en 2014, pero que en principio fue diseñado únicamente para que los desarrolladores jugaran con él y para comercializarlo.

En principio, Samsung pretende mejorar la pulsera, además de tomar prestados los conceptos de esta plataforma como referencia para los nuevos dispositivos de monitoreo de salud.

La compañía desea incorporar nuevos productos comerciales que puedan mejorar la salud

Según Francis Ho, jefe de salud digital de Samsung, “la conjunción del análisis de datos y el machine learning, permitirá detectar el cáncer en sus primeras etapas”. Por lo que la compañía confía en las posibilidades y sigue invirtiendo en salud digital.

De esta forma, ha estado invirtiendo en empresas basadas en el sector de la salud, además de estar desarrollando nuevas tecnologías internamente. “La compañía está buscando tomar ideas de Simband para incorporar nuevos productos comerciales que puedan mejorar la salud”, ha aclarado Ho.

A pesar de ello, muchas veces es demasiado pronto para plasmar una idea, ya que la tecnología no es lo suficientemente madura. En este sentido, Sean Bornheimer, director de Product Strategy de Samsung Design America, explica que “cuando pensamos en el reloj inteligente curvado, no existía todavía una pantalla curva. Se tardó más de dos años en tener un producto comercial”.

No obstante, ya hemos podido observar la influencia de Simband y la idea de conseguir una buena comunicación entre usuario y dispositivo, en sus últimos lanzamientos, como los avances en la aplicación Samsung Health y las unidades de la familia Gear.

Por ejemplo, el Samsung Galaxy Note 8, incorpora un monitor de ritmo cardiaco en su parte posterior, registra el pulso colocando únicamente el dedo sobre el sensor. Ese mismo sensor también puede controlar el nivel de estrés y el nivel de oxígeno en sangre de la persona. 

Toda esa información registrada por el smartphone, al igual que los datos grabados por otros dispositivos de monitoreo externo como los smartwatch o las balanzas inteligentes, son sincronizados en las aplicaciones de salud de Samsung, como Samsung Health.

El control del Big Data coloca a Samsung en una posición privilegiada

Una aplicación que consigue también conectarte con médicos dentro de una red, con el que se puede chatear, y que en algunos casos hasta nos puede recetar medicamentos en función de nuestros síntomas y nuestros parámetros registrados.

Samsung está sin duda avanzando a pasos agigantados en la industria de la tecnología de la salud, pero cabe resaltar el enorme volumen de información o Big Data que está produciendo gracias a los usuarios que utilizan sus dispositivos. Y es sabido que, el control de grandes cantidades de información, coloca a las empresas en una posición privilegiada.

En definitiva, las técnicas de Big Data no solo permiten aplicar modelos predictivos que ayudan a anticipar las necesidades sanitarias para ofrecer una atención médica eficaz al usuario, sino que también proporciona un punto de referencia para las empresas, dándoles respuestas a preguntas que no sabían ni que tenían.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto