Menú

DESABASTECIMIENTO Y ESCASEZ NACIONAL

Crisis de la leche para bebés en EE.UU: la respuesta de la FDA, en tela de juicio

El cierre de la fábrica de Abbott, uno de los mayores productores de fórmula infantil, ha provocado un problema de escasez nacional

Robert Califf, comisionado de la FDA (Foto. FDA)
Robert Califf, comisionado de la FDA (Foto. FDA)

time 2 min

26.05.2022 - 10:00

Los legisladores estadounidenses han interrogado a los funcionarios de la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) por “una falta de urgencia” en la respuesta del regulador estadounidense ante las quejas sobre la contaminación de la leche para bebés en la planta de fabricación de Sturgis, en Michigan, ahora cerrada, de Abbott Laboratories, principal fabricante de fórmula infantil en el país.

Según ha informado la agencia de noticias Reuters, los líderes de la FDA han comparecido ante un panel del Congreso para responder preguntas sobre la crisis después de que Abbott retirara el pasado mes de febrero algunos productos y cerrara su planta.

"También hay dudas sobre el cronograma de la investigación y la respuesta de la FDA", ha señalado Diana DeGette, presidenta del Subcomité de Supervisión e Investigaciones de Comercio y Energía de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. En este punto, la presidenta ha citado "un lapso de cuatro meses antes de regresar a inspeccionar las instalaciones de Sturgis”.

Los inspectores encontraron grietas en equipos vitales, falta de lavado de manos, evidencia de contaminación bacteriana previa y fugas de agua en las áreas donde se produce la fórmula

Por su parte, el comisionado de la FDA, Robert Califf, ha reconocido que la puntualidad de la agencia para realizar una inspección en las instalaciones “fue demasiado lenta”.

La FDA inspeccionó la planta después de que cuatro menores que habían consumido algunos de los productos fueran hospitalizados. Tras el cierre de la planta en febrero, se notificó la muerte de un bebé.

"Francamente, los resultados de la inspección fueron impactantes. Los inspectores encontraron grietas en equipos vitales, falta de lavado de manos, evidencia de contaminación bacteriana previa y fugas de agua en las áreas donde se produce la fórmula”, ha explicado Califf.

INVESTIGACIÓN DE LA FTC Y NUEVAS RETIRADAS

Por su lado, la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés) también ha iniciado una investigación. En un comunicado, la presidenta de la FTC, Lina Khan, explicó que "la investigación identificará los factores que contribuyeron a la escasez".

Además, añadió que también examinarán las fusiones y adquisiciones en el mercado de las fórmulas para bebés "para comprender mejor la concentración actual y cómo llegó a producirse”.

Ante esta gran crisis de desabastecimiento, también la administración del presidente estadounidense Joe Biden está tratando de aliviar la escasez importando suministros de emergencia desde Europa.

De hecho, la semana pasada Biden autorizó al Departamento de Defensa a usar los contratos que tiene con aerolíneas comerciales para importar la leche en polvo desde cualquier lugar del mundo en lo que la Casa Blanca bautizó como ‘Operation Fly Formul’ (Operación para llevar en avión la leche de bebés). Además, Biden invocó una ley que data de la Guerra Fría para acelerar la producción de ese alimento lácteo en Estados Unidos.

No obstante, esta gran crisis de desabastecimiento no ha frenado las retiradas del mercado de nuevos lotes de las fórmulas para bebés de la compañía. A principios de esta semana, su unidad india anunció la retirada de nuevos lotes de las marcas Alimentum y EleCare fabricados también en su planta de Michigan.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto