Menú

EN EE.UU.

Detectan nuevos problemas de seguridad en las bombas de infusión de Baxter

La retirada por parte de la FDA afectó a más de 277.000 bombas de infusión distribuidas en Estados Unidos entre principios de 2015 y este año 2022

Sede de Baxter International
Sede de Baxter International

time 1 min

12.09.2022 - 15:00

Las bombas de infusión Spectrum de Baxter están una vez más en el punto de mira tras detectarse nuevos problemas de seguridad en el software que podrían provocar lesiones graves o incluso la muerte.

Según recoge FierceBiotech, entre los posibles riesgos se encuentra la falta de cifrado en los dispositivos, lo que permite que un hacker con acceso físico a uno de los dispositivos acceda fácilmente a las credenciales de la red wifi local y a la información de salud del paciente.

El sistema tampoco requiere autenticación para conectarse a un servidor de puerta de enlace, lo que brinda a los hackers una forma de interrumpir la conexión de red del dispositivo.

De igual modo, los módulos de batería inalámbricos de las bombas también pueden ser violados por comandos enviados de forma remota a través de mensajes de aplicaciones, que los hackers podrían usar para ingresar a la memoria del sistema y acceder a información confidencial del paciente o cambiar la configuración de un dispositivo.

La retirada por parte de la FDA afectó a más de 277.000 bombas de infusión distribuidas en Estados Unidos entre principios de 2015 y este año 2022

Actualmente, la compañía también está trabajando en la actualización del manual del sistema para proporcionar instrucciones para borrar por completo todos los datos y configuraciones de las bombas de infusión y sus baterías antes de que se desmantelen y se transfieran a otras instalaciones.

Asimismo, Baxter ha recomendado que las bombas de infusión se conecten a su propio rincón aislado de la red de una instalación, separadas de otros sistemas hospitalarios para reducir así el acceso en línea a las bombas.

RETIRADA DE CLASE I

El pasado mes de marzo, la Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) anunció la retirada calificada con la etiqueta de Clase I, la más grave, de las bombas.

La retirada afectó a más de 277.000 dispositivos distribuidos en Estados Unidos entre principios de 2015 y este año 2022.

En ese momento, la compañía declaró que había recibido informes de más de 50 lesiones graves y tres muertes en el transcurso de los últimos cinco años que podrían estar asociadas con el problema. 

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto