Menú

EN ESTADOS UNIDOS

La FDA investiga la muerte de otro bebé tras tomar leche de Abbott

El bebé murió en enero de este año tras haber consumido la leche de Abbott y se hizo llegar una queja a la FDA hace unas dos semanas, concretamente, el 10 de junio

Sede de Abbott
Sede de Abbott

time 2 min

23.06.2022 - 12:00

La Agencia del Medicamento de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ha anunciado que está investigando la denuncia de la muerte de otro bebé que había consumido leche de fórmula de la farmacéutica Abbott.

En un comunicado, el regulador estadounidense ha señalado que "la investigación está en las fases preliminares y que ofrecerá más información en cuanto la tenga".

Según ha explicado la agencia, el bebé murió en enero de este año tras haber consumido la leche de Abbott y se hizo llegar una queja a la FDA hace unas dos semanas, concretamente, el 10 de junio.

El pasado mes de febrero, Abbott Laboratories, uno de los mayores productores de fórmula infantil, echó el cierre a su mayor planta de producción en Sturgis (Michigan) y retiró de las estanterías tres tipos de leche infantil, incluida la muy popular Similac.

El bebé murió en enero de este año tras haber consumido la leche de Abbott y se hizo llegar una queja a la FDA hace unas dos semanas, concretamente, el 10 de junio

En ese momento, la Agencia recibió cinco quejas sobre productos que tenían el mismo origen: la planta de Abbott en Sturgis. Cuatro de las familias notificaron que sus bebés habían sido expuestos a Cronobacter sakazakii, una bacteria potencialmente mortal que puede causar una infección peligrosa de la sangre (septicemia) o provocar la inflamación del revestimiento que cubre el cerebro y la médula espinal (meningitis). Dos de ellos fallecieron por complicaciones relacionadas con la bacteria.

Tras la investigación federal que reveló la presencia de esta bacteria en varios puntos diferentes de la planta, además de la retirada de productos, la compañía se vio obligada a cerrar la fábrica que acumula problemas de seguridad e higiene al menos desde el año 2010 lo que desencadenó en una crisis de escasez de leche de fórmula para bebés sin precedentes en el país estadounidense.

Ante la gravedad de esta crisis de escasez, el presidente Joe Biden ha tomado varias medidas para ayudar a los consumidores.

Entre otras cosas, el mandatario lanzó en mayo la 'Operation Fly Formula' (Operación para llevar en avión la leche de bebés), que permite al departamento de Defensa usar sus contratos con aerolíneas comerciales para importar la leche en polvo desde cualquier lugar del mundo.

Además, Biden invocó una ley que data de la Guerra Fría para movilizar recursos del sector privado a través del Pentágono y acelerar la producción doméstica de ese alimento lácteo.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto