Menú
ANÁLISIS DE SITUACIÓN

La dimisión de May dilata la preocupación de las farmacéuticas ante un Brexit sin acuerdo

Después de casi tres años al frente del Gobierno, Theresa May ha anunciado que presentará su dimisión el próximo 7 de junio.

Theresa May, primera ministra británica
Theresa May, primera ministra británica

time 2 min

24.05.2019 - 16:00

Este 2019 es el año en el que se ejecutará la salida del Reino Unido de la Unión Europea, comúnmente llamado Brexit, pero las negociaciones no han llegado a 'buen puerto' y la primera ministra británica Theresa May, después de casi tres años al frente del Gobierno, ha anunciado su dimisión como líder conservadora para el próximo 7 de junio, lo que le llevará a perder el cargo como primera ministra cuando el Partido Conservador nombre un nuevo sucesor.

Ante el abismo de un Brexit sin acuerdo, la industria farmacéutica ha estado preparando sus planes de contingencia durante estos meses de revuelo y de negociaciones, ya que es uno de los sectores más golpeados pero ahora, el anuncio de la dimisión de May, ha dilatado la preocupación de las farmacéuticas.

Y es que, la salida del Reino Unido de la UE tendría un impacto inmediato y drástico que afectaría a la disponibilidad de medicamentos y vacunas, además de afectar a la financiación y dotación de personal del sistema de salud.

Desde enero, May ha llevado ante el Parlamento el acuerdo de retirada de la UE negociado con Bruselas hasta en tres ocasiones sin obtener el respaldo de la Cámara

Todo este proceso de negociación del Brexit ha despertado la preocupación e incertidumbre en el sector farmacéutico. De hecho, los proveedores sanitarios del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés National Health Service) de Reino Unido han advertido en reiteradas ocasiones que, si no se produce un acuerdo entre Bruselas y el Gobierno inglés, se corre un riesgo significativo de sufrir "una escasez de medicinas y de dispositivos médicos".

Y es que, sin un plan ni coordinación nacional podría haber escasez de medicinas y de dispositivos médicos lo que dificultaría la detención y el control de la propagación de enfermedades.

Más de 2.600 medicamentos tienen parte de la fabricación llevada a cabo en Gran Bretaña, mientras que 45 millones de paquetes de pacientes se suministran desde Gran Bretaña a los países de la UE cada mes y otros 37 millones fluyen a Gran Bretaña desde la UE.

COSTE PARA LAS FARMACÉUTICAS

A todo ello se suma otra de las mayores preocupaciones de las empresas farmacéuticas: el coste que supondrá el Brexit para sus arcas. Pfizer, la compañía con sede en Estados Unidos, ha cifrado en unos 100 millones de dólares (86 millones de euros) los costes que supondrá la ruptura del Reino Unido con la Unión Europea.

Pero no sólo Pfizer, la incertidumbre sobre las consecuencias ha obligado a compañías como AstraZenecaGlaxoSmithKline (GSK) y Merck a prepararse para el peor de los casos. En este punto, GSK también coincide con Pfizer y estima el gasto en unos 100 millones de dólares (86 millones de euros).

Además, otras empresas pequeñas como Dechra Pharmaceuticals, una compañía de medicamentos veterinarios con sede en el noroeste de Inglaterra, dijo que podría necesitar gastar hasta 2,6 millones de dólares (2,2 millones de euros) para duplicar las pruebas y trasladar los registros de productos a la UE.

Ahora más, la renuncia de la primera ministra británica abre un período de gran incertidumbre en los próximos meses, con el 31 de octubre en el horizonte como nueva fecha del Brexit.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto