Menú

CASO ANTIMONOPOLIO

Martin Shkreli, antiguo CEO de Turing, expulsado de por vida de la industria farmacéutica

Una jueza ha impuesto pagar a Martin Shkreli 64 millones de dólares, el equivalente a lo que estafó, mientras cumple cárcel por otro delito

Martin Shkreli, antiguo CEO de Turing Pharmaceuticals
Martin Shkreli, antiguo CEO de Turing Pharmaceuticals

time 1 min

17.01.2022 - 23:55

El empresario farmacéutico Martin Shkreli ha sido declarado culpable de monopolio y condenado a pagar 64 millones de dólares (56,1 millones de euros), el equivalente a las ganancias que obtuvo al comprar la patente de un medicamento barata y luego aumentar enormemente el precio.

El Daraprim, un medicamento para tratar la malaria, que a menudo se prescribe a pacientes con VIH, pasó de costar 13,50 (11,3 euros) dólares a 750 (657,5 euros) en 2015, un incremento de un 4.000%.

El juez también ha ordenado que el exejecutivo farmacéutico, que cumple una condena de siete años por otro caso de fraude que llevó a Shkreli a prisión en 2018, sea excluido de la industria farmacéutica de por vida. El fallo se produjo en un caso presentado por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), Nueva York y otros estados.

En la actualidad, Shkreli está cumpliendo una condena de siete años de cárcel por estafar a los inversores y utilizar en su propio beneficio los fondos de una de las compañías biotecnológicas que fundó

En enero de 2020, la FTC demandó a la compañía Vyera, anteriormente conocida como Turing Pharmaceuticals, además de los exdirectores ejecutivos Shkreli y Kevin Mulleady por supuestamente bloquear la competencia en su medicamento clave para preservar las ganancias del monopolio.

Según recoge FiercePharma, los funcionarios dijeron que Turing restringió la distribución de su medicamento para que las compañías de genéricos no pudieran realizar pruebas de bioequivalencia e impidió que los rivales accedieran a un ingrediente clave utilizado en la producción del medicamento.

Como resultado, los hospitales y los pacientes tuvieron que pagar "precios exorbitantes o verse obligados a tomar decisiones de tratamiento difíciles porque no podían acceder al tratamiento”.

En la actualidad, Shkreli está cumpliendo una condena de siete años de cárcel por estafar a los inversores y utilizar en su propio beneficio los fondos de una de las compañías biotecnológicas que fundó.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto