Menú

ALERTAS SANITARIAS

Pfizer, en el 'ojo del huracán' por sus fármacos para la hipertensión

Los niveles “inaceptables” de carcinógenos encontrados en los fármacos han hecho saltar las alarmas sanitarias. Las retiradas no han cesado en los últimos meses y cada vez son más los países que se han sumado a la lista

Sede de la compañía farmacéutica Pfizer.
Sede de la compañía farmacéutica Pfizer.

time 3 min

24.05.2022 - 00:00

Pfizer no levanta cabeza. Después de la retirada masiva del mercado de Chantix, sus pastillas para dejar de fumar, la compañía farmacéutica vuelve a estar de nuevo en el centro de la polémica por sus populares fármacos para la hipertensión.

Los niveles “inaceptables” de carcinógenos encontrados en los fármacos han hecho saltar las alarmas sanitarias. Las retiradas no han cesado en los últimos meses y cada vez son más los países que se han sumado a la lista.

A principios del mes de marzo, Pfizer emitió dos rondas de retirada del mercado para Accuretic en Canadá, y otra para Inderal. Una operación que tuvo que repetir en Estados Unidos y Puerto Rico donde la empresa también retiró Accuretic y sus dos versiones genéricas producidas por Greenstone.

De igual modo, la retirada en Reino Unido de Accuretic afectó a los lotes de medicamentos que se distribuyeron por primera vez en abril de 2020 y que expirarán el 30 de octubre.

España también lanzó una alerta a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) comunicando la retirada de Acuprel, otro fármaco para la hipertensión de Pfizer

Poco después, la farmacéutica también anunció la retirada de cinco lotes de sus tabletas Accupril que se distribuyeron en Estados Unidos y Puerto Rico entre diciembre de 2019 y abril de este año.

Hace unas semanas, España también lanzó una alerta a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) comunicando la retirada de Acuprel, otro fármaco para la hipertensión de Pfizer.

Según advirtió el Ministerio de Sanidad, tras varios análisis, se detectaron una cantidad de impurezas superior a la permitida. La AEMPS subrayó que el defecto hallado en este fármaco es "una detección de una impureza por encima de su límite establecido".

Por ello, el Ministerio adoptó medidas cautelares y anunció la "retirada del mercado de todas las unidades distribuidas de los lotes afectados y devolución al laboratorio por los cauces habituales".

NITROSAMINAS, CULPABLES TAMBIÉN DE LA RETIRADA DE CHANTIX

Las nitrosaminas también fueron las culpables de la retirada masivo de Chantix de Pfizer el año pasado. La compañía detuvo en junio la distribución global del medicamento para dejar de fumar después de encontrar niveles inaceptables de nitrosaminas en ciertos lotes. 

Al mes siguiente, Pfizer retiró 12 lotes de tabletas de Chantix con niveles de N-nitroso-vareniclina, un tipo de nitrosamina, por encima del nivel de ingesta diaria aceptable preestablecido por la compañía. En septiembre, la compañía retiró todos los lotes del medicamento en dosis de 0,5 mg y 1 mg en Estados Unidos.

BAJA DEMANDA MUNDIAL DE PAXLOVID

La baja demanda mundial de su píldora Covid-19, Paxlovid, también le está pasando factura a Pfizer. Se esperaba que Paxlovid fuera una herramienta importante en la lucha contra el coronavirus después de que en un ensayo clínico redujera las hospitalizaciones o muertes en pacientes de alto riesgo en alrededor del 90%, pero lo cierto es que la realidad es otra.

Según un informe de Reuters, la demanda ha bajado debido a los complicados requisitos de elegibilidad, la reducción de las pruebas, así como la posibilidad de interacciones farmacológicas.

El despliegue de la píldora está siendo lento en numerosos países: Estados Unidos, Asia, Japón, Corea del Sur, Reino Unido, Italia... En nuestro país, por su parte, el acuerdo con la farmacéutica llegó después de varios meses de vaivenes en los que el Gobierno de España tardó más que otros países del entorno en adquirir este medicamento, con la pandemia en claro descenso y cuando las sucesivas variantes de la Covid-19 han infectado ya a medio país.

Y es que, Paxlovid puede interactuar con muchos medicamentos ampliamente utilizados, lo que complica su uso. Además, entre sus potenciales efectos secundarios se citan la diarrea, dolores musculares, subida de la presión arterial pérdida del sentido del gusto.

El tratamiento de Pfizer se desaconseja también en personas con problemas graves de riñón o hígado, no se ha probado en embarazadas y puede además interferir con la píldora anticonceptiva.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto