Menú

DIRECTORA GENERAL DE EIT HEALTH SPAIN

"La digitalización es clave para una sociedad más saludable y una economía de la salud más próspera"

Cristina Bescós nos cuenta por qué es importante la digitalización del sector salud y menciona los obstáculos tanto regulatorios como de financiación a los que se enfrentan las empresas del sector, especialmente las start-ups

Cristina Bescós, directora general de EIT Health Spain y directora de innovación de EIT Health en Europa
Cristina Bescós, directora general de EIT Health Spain y directora de innovación de EIT Health en Europa

time 6 min

07.07.2022 - 00:00

EmpresasConSalud ha podido hablar con Cristina Bescós, directora general de EIT Health Spain y directora de innovación de EIT Health en Europa, en el marco del recién celebrado Digital Enterprise Show (DES 2022), uno de los eventos más relevantes dentro del sector de la digitalización.

En una entrevista, Bescós nos cuenta por qué es importante la digitalización del sector salud y menciona los obstáculos tanto regulatorios como de financiación a los que se enfrentan las empresas del sector, especialmente las start-ups, así como los cambios regulatorios que, a su juicio, serían necesarios para impulsar las soluciones de salud digital.

¿Por qué es tan importante la digitalización del sector salud?

La digitalización es clave para una sociedad más saludable y una economía de la salud más próspera. Hemos observado en los últimos años un interés creciente por la innovación digital en el campo de la salud, no solo en cuanto a aplicación de nuevas tecnologías, o en el desarrollo de nuevos productos, soluciones y dispositivos, sino también, y fundamentalmente, en la aplicación de herramientas digitales para la innovación en procesos y vías asistenciales.

La digitalización en salud no aportará todo su potencial a menos que contribuya a la transformación de los sistemas sanitarios y proporcione mejores resultados de salud para ciudadanos y pacientes, y, sobre todo, si se transfiere adecuadamente al mercado. Somos una potencia en investigación, en ideas y también en la incorporación de herramientas digitales en las organizaciones sanitarias -como es el caso de la Historia Clínica Electrónica-. Pero necesitamos que la innovación facilitada por lo digital, sea en forma de productos, servicios o procesos, llegue cuanto antes a los pacientes; y, a la vez, necesitamos facilitar el éxito de innovadores y compañías, especialmente de las PYMEs y start ups, haciendo de la digitalización la oportunidad para la creación de un tejido empresarial y una economía de la salud exitosos.

¿Qué papel juegan y cuáles son las ventajas de las soluciones de salud digital a la hora de lograr una mayor eficiencia, calidad asistencial, equidad en el acceso y sostenibilidad de los sistemas sanitarios?

En toda Europa hay grandes expectativas en lo que se refiere a soluciones de salud digital, y sus resultados ya están comenzando a comprobarse. Por un lado, en la mejora, eficiencia y agilidad de los procesos y las vías asistenciales, reduciendo el tiempo para la detección y el diagnóstico de patologías, haciendo los tratamientos más personalizados, permitiendo una mejor integración de la asistencia sanitaria, más centrada en el paciente y los resultados que más valor le aportan.

Las soluciones digitales en salud también deben mejorar el seguimiento de las enfermedades crónicas -especialmente nuevas epidemias como la obesidad, donde las herramientas terapéuticas tradicionales se muestran insuficientes- permitiendo al paciente un papel más activo y a la vez, con un mejor seguimiento e integración de los cuidados extra-hospitalarios, con una mayor y mejor interacción entre el paciente y los equipos clínicos.

La digitalización en salud no aportará todo su potencial a menos que contribuya a la transformación de los sistemas sanitarios y proporcione mejores resultados de salud para ciudadanos y pacientes

La digitalización ofrece una verdadera transformación de los sistemas hacia la sostenibilidiad y hacia la salud basada en valor, donde el dato y su uso, tanto primario como secundario, será una nueva arma terapéutica que previene, cura y salva vidas.

¿Cuáles son los obstáculos tanto regulatorios como de financiación a los que se enfrentan las empresas del sector, especialmente las start-ups?

Los innovadores en el sector salud, especialmente las start-ups, afrontan numerosos obstáculos en el camino de la innovación, que es necesario allanar si queremos que consigan éxito y que sus innovaciones alcancen demanera rápida, segura y eficaz a la ciudadanía y los pacientes.

Por un lado, existen unos requisitos de validación clínica que, sobre todo en el caso de soluciones digitales, son difíciles de obtener con los procesos y regulaciones que se aplican a gran tecnología o medicamentos. Si a esto se une que esos criterios de validación y los procesos regulatorios no están armonizados a nivel nacional ni europeo, no solo es complicado poner una solución en el mercado, sino que es casi imposible escalarla a otros sistemas sanitarios o al mercado internacional.

Además, este tipo de compañías, muchas veces no pueden acceder a procesos de compra pública por no contar con los requisitos que la administración exige a los proveedores de dispositivos médicos.

Todo lo anterior pone obstáculos insalvables en ocasiones a la sostenibilidad económica de estas pequeñas empresas, a lo que se añade la escasez de inversores que entiendan las especificidades del mercado y el sistema sanitario y por tanto que estén dispuestos a invertir en innovaciones con el nivel de riesgo que implican.

¿Qué cambios regulatorios serían necesarios para impulsar las soluciones de salud digital? ¿Qué se debe mejorar desde un punto de vista legislativo?

Por un lado es preciso que se desarrollen nuevas fórmulas de compra pública innovadora que contemplen las soluciones digitales y, por otro lado, es necesario establecer procesos regulatorios de “fasttrack” para este tipo de innovaciones, que permitan su validación clínica en “el mundo real” a la vez que se incorporan al sistema sanitario, tanto desde el punto de vista de su adopción por los pacientes y/o profesionales como de su reembolso en el caso de los sistemas sanitarios públicos.

Creo que la pandemia, siendo una tragedia a nivel humano, social y también económico, nos ha proporcionado un impulso sin precedentes a la digitalización en salud

Este modelo de fasttrack ya se ha iniciado con éxito en Alemania y se está introduciendo en Francia y Bélgica. Armonizar los criterios para un modelo de evaluación, reembolso y adopción a nivel europeo implicaría un impulso a la innovación en salud digital que favorecería a las PYMEs y start ups del sector y beneficiaría a los pacientes, que podrían acceder a ellas de una manera rápida pero segura a la vez.

Para el futuro, ¿qué planes y estrategias tenéis en EIT Health?

EIT Health está orientando su actividad de impulso a la innovación centrándose en cuatro “flagships” o grandes áreas estratégicas. Una de ellas precisamente es el impulso a las soluciones digitales facilitando este tipo de procesos regulatorios, además de apoyando a los innovadores en este campo, desde programas de educación, innovación o aceleración.

Otro área estratégica está relacionada con el Espacio Europeo de Datos de Salud. En este sentido, EIT Health se orienta a apoyar proyectos innovadores que permitan el uso primario y secundario de los datos de salud para la transformación de los sistemas sanitarios.

En relación con ello, otro flagshipse orienta al apoyo de nuevos modelos de asistencia sanitaria, impulsando iniciativas de salud basada en valor, integración asistencial, procesos centrados en el paciente, etc.

Y finalmente, queremos apoyar la reindustrialización en España y Europa desde el sector sanitario, ayudando al desarrollo del talento necesario y las herramientas (por ejemplo las digitales) para la bioproducción en nuestro territorio, en ámbitos tan necesarios como las terapias avanzadas o la respuesta a las resistencias antimicrobianas. Por eso, estamos en conversaciones con los Ministerios competentes dentro del Gobierno de España para dar apoyo al Important Project of Common European Interest (IPCEI) en Salud que España firmó junto con otros 14 países miembros en marzo.

Y para finalizar y después de más de dos años desde el estallido de la pandemia del coronavirus en España, ¿cree que el país ha tomado nota y aprendido algo de referentes en salud digital como Alemania o Reino Unido?

Creo que la pandemia, siendo una tragedia a nivel humano, social y también económico, nos ha proporcionado un impulso sin precedentes a la digitalización en salud, ha demostrado sus beneficios a pacientes y profesionales y también ha puesto de manifiesto la necesidad de transformación de nuestro sistema sanitario para su sostenibilidad y resiliencia. Los fondos de recuperación a nivel europeo, los canalizados a través del PERTE Salud de Vanguardia, junto con las estrategias nacionales y europeas, inyectan fondos como nunca antes para esa transformación.

Pero corremos el riesgo de no aprovechar esta oportunidad si esos fondos no apoyan la innovación verdaderamente transformadora (sea en productos, servicios o procesos, si no se establecen los marcos regulatorios que favorezcan esa innovación y, muy importante, si no se favorece la colaboración público-privada y la mentalidad de ecosistema en el abordaje de la innovación para la transformación en salud.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto