Menú
DEL SECTOR SALUD

iDental, Sanitas y Medtronic, las empresas peor paradas de 2018

Todos estos hechos han tenido repercusión en las diferentes empresas, sobre todo ha afectado a su reputación.

iDental, Sanitas y Medtronic, las empresas peor paradas de 2018
iDental, Sanitas y Medtronic, las empresas peor paradas de 2018

time 4 min

31.12.2018 - 16:00

El ejercicio 2018 no ha sido el mejor año para iDental, Sanitas, Medtronic, Mylan, Roche, Johnson & Johnson, Monsanto, Bayer, Insys y Alliance Healthcare, entre otras, que han estado en el punto de mira del sector salud por sus numerosos escándalos.

En el primer lugar estaría iDental, que ha puesto 'patas arriba' el sector odontológico en España, desde que hace meses cerrara todas sus clínicas dentales dejando a miles de pacientes afectados, con tratamientos a medias y con graves secuelas. De hecho, iDental sigue dando que hablar y el número de reclamaciones ha crecido… y mucho.

Por su parte, este año, Sanitas ha tenido que hacer frente a la mayor indemnización por negligencia médica en España. La aseguradora fue condenada a pagar 3,3 millones de euros a una familia por negligencia médica; y es que, tras la mala praxis recibida por la madre durante el parto, el menor, hoy de 13 años, padece graves secuelas que le imposibilitan valerse por sí mismo.

Este año, Sanitas ha tenido que hacer frente a la mayor indemnización por negligencia médica en España

Hablamos de la mayor indemnización que un juzgado de España ha establecido por negligencia médica en la historia de nuestro país; y es que, se ha tenido en cuenta tanto las secuelas, como los gastos a los que ha tenido que hacer frente la familia hasta la fecha; así como la situación venidera del menor. 

Para Medtronic también ha sido un año trágico. Y es que, sus dispositivos médicos han estado en el punto de mira de las autoridades. La compañía comenzó el año con un fallo en las baterías de sus bombas de insulina y con la retirada de sus dispositivos implantables, SynchroMed II y SynchroMed EL, debido a un problema de software.

Pero, si Medtronic empezó el 2018 con mal pie, lo ha terminado mucho peor tras la publicación del informe ‘The Implant Files’ coordinado por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) a raíz del cual se ha conocido que Medtronic sería el gran protagonista de este gran escándalo ya que en la última década los dispositivos de la compañía han causado 1.828 muertes y consecuencias negativas a 71.444 pacientes.

MYLAN, UNA DE LAS GOLPEADAS

Mylan también ha sido una de las compañías más golpeadas durante este ejercicio. Y es que, la retirada del valsartán, un principio activo para la hipertensión, le ha traído más de un dolor de cabeza.

El mes pasado, la compañía dijo que estaba retirando 104 lotes de medicamentos después de descubrir que contenían una impureza, N-nitrosodietilamina (NDEA), una sustancia que podría causar cáncer. Poco después, los reguladores europeos prohibieron en Europa las ventas del medicamento fabricado por la unidad con sede en la India de Mylan.

En la última década los dispositivos de Medtronic han causado 1.828 muertes y consecuencias negativas a 71.444 pacientes

Para Roche también ha sido un año de reveses y la compañía no ha dejado de acumular problemas y preocupaciones. Rusia abrió una investigación penal contra algunos de sus exempleados por su supuesta implicación en la venta ilegal de fármacos contra el cáncer. Poco después, Hemlibra, su fármaco para prevenir episodios de sangrado en pacientes con hemofilia A, fue relacionado con la muerte de cinco pacientes; y seguidamente, Reino Unido rechazó el fármaco de la compañía indicado para la esclerosis múltiple, Ocrevus.

Pero, una de las culpables del mal año de Roche, han sido sus tiras reactivas de glucosa. En varias ocasiones, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) retiró del mercado varios lotes de tiras reactivas para la determinación de glucosa en sangre, debido a que podían generar resultados sesgados o errores tras la inserción de las mismas.

JOHNSON & JOHNSON, EN EL PUNTO DE MIRA

Johnson & Johnson también ha recibido numerosos varapalos por culpa de sus polvos de talco. La compañía acumula miles de demandas que alegan que sus polvos de talco provocó cáncer a algunos ciudadanos que lo usaron.

Monsanto también acumula cerca de 10.000 demandas contra sus herbicidas a base de glisofato. La que más trascendencia ha tenido es la de un agricultor estadounidense que alega que el herbicida le causó cáncer.

Por otro lado, Bayer también se ha visto envuelto en numerosos problemas por su anticonceptivo Essure. De hecho, el anticonceptivo, retirado del mercado español el año pasado, habría provocado a cientos de mujeres diversos efectos adversos como dolor pélvico o caída del cabello, entre otros. Por ello, a mediados de año, la compañía anunció que suspendería la venta del anticonceptivo Essure en Estados Unidos a finales de este año.

Insys ha sido acusada de impulsar ilegalmente su medicamento para aumentar las ganancias en medio de la epidemia de opiáceos

Insys y su papel en la crisis de opiáceos también ha estado en el punto de mira. La compañía ha sido acusada de sobornar a los médicos para que recetaran a los pacientes su opioide contra el dolor, Subsys.

En numerosas ocasiones, la compañía farmacéutica ha sido acusada de impulsar ilegalmente su medicamento para aumentar las ganancias en medio de la epidemia de opiáceos.

REVUELO EN EL SECTOR FARMACÉUTICO POR EL 'HOME DELIVERY'

Por último, para Alliance Healthcare tampoco ha sido un buen año. Y es que, el anuncio de que Alliance Healthcare potencia el servicio 'home delivery' hizo saltar todas las alarmas entre el sector farmacéutico.

Y es que, a principios de septiembre, la distribuidora Alcura, de Alliance Healthcare, y el Grupo Pulso anunciaron un acuerdo para potenciar el 'home delivery' o envío de productos sanitarios y medicamentos prescritos desde el servicio de farmacia del hospital al domicilio de un determinado perfil de pacientes, saltándose así a la oficina de farmacia.

Este acuerdo generó un gran revuelo en el sector farmacéutico y los farmacéuticos han mostrado su preocupación ante el establecimiento de este tipo de prácticas no solo para la continuidad de la farmacia asistencial, sino también para el mantenimiento de todo el modelo farmacéutico actual basado en la capilaridad, la accesibilidad y la equidad para todos los ciudadanos.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto