Menú
DOS DE ELLAS ESTÁN DESPEDIDAS

Merck, denunciada por provocar asma a cuatro empleadas

Según informa El Confidencial, las trabajadoras han asegurado haber desarrollado asma profesional tras años trabajando en la sede que la farmacéutica alemana tiene en Madrid.

Sede de Merck
Sede de Merck

time 3 min

17.10.2019 - 16:00

Cuatro empleadas de Merck, dos de ellas despedidas, han denunciado a la compañía farmacéutica alemana Merck porque aseguran haber desarrollado asma profesional tras años trabajando en la sede que Merck tiene en Madrid.

Según ha informado El Confidencial, una de las afectadas descubrió el año pasado que, tras más de veinte años como empleada en la multinacional, ha desarrollado un asma crónica que se ha sumado al lupus que llevaba sufriendo desde joven y que le supuso un 65% de minusvalía.

El documento al que ha tenido acceso el medio citado, recoge que en los hechos probados, ella y más trabajadoras estuvieron manipulando varias sustancias químicas (entre ellas etanol y sosa) sin la protección adecuada, al menos, "hasta la comunicación de la primera enfermedad profesional”.

Las cuatro trabajaban en el Área de Producción de la sede que Merck tiene en Tres Cantos, en Madrid. Allí, se encargaban de preparar los medios de cultivo celulares para producir hormona folículo estimulante y hormona del crecimiento; además de limpiar y esterilizar todos los materiales necesarios en los procesos de los laboratorios.

Para la limpieza utilizaban Klercide o Daroclor, dos potentes desinfectantes clasificados como biocidas

Uno de los informes realizados por Inspección de Trabajo, al que ha tenido acceso El Confidencial, tras la denuncia de Encarna en 2018, ellas y otra veintena de compañeras trabajaban con algunas sustancias utilizando mascarillas quirúrgicas, ese tipo que cualquiera puede comprar en la farmacia y que se utilizan en los hospitales para no contaminar al paciente. Pero, no funcionan en este caso, debido a que las empleadas estaban expuestas durante más de ocho horas a todo lo que flotaba, invisible, por la sala.

En cuanto a las tareas de limpieza, utilizaban productos como Klercide o Daroclor, dos potentes desinfectantes clasificados como biocidas por contar con principios activos para destruir microorganismos específicos.

En 2018, la Inspección de Trabajo solicitó a Merck el pago de una sanción de 24.000 euros por no proteger a sus empleadas y otra por no enseñarles cómo protegerse.

Por su parte, la compañía ha afirmado a ConSalud.es que "efectivamente a cuatro empleadas de su planta de Tres Cantos les ha sido diagnosticado asma", lo que lamentan "sinceramente" por lo que están pasando estas personas, "todas las cuales han desempeñado una larga y fructífera carrera en nuestra empresa".

"La salud y seguridad de cada uno de nuestros trabajadores está en el centro de todas las decisiones de Merck. Por ello, desde el primer momento en que tuvimos conocimiento de cada uno de los casos, se tomaron medidas y se valoraron alternativas que -en función de las circunstancias concretas de cada persona- permitieran la continuidad en un puesto de trabajo compatible con sus condiciones de salud", han asegurado.

Asimismo, desde la compañía han aclarado que "tras el diagnóstico, las cuatro personas afectadas solicitaron la incapacidad permanente al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Esta solicitud les fue denegada a tres de ellas, a las que el INSS calificó como aptas para trabajar. La cuarta solicitud aún no ha sido resuelta".

Por ello, desde la compañía han confirmado que "han puesto en marcha todos los medios que están a su alcance para detectar las posibles causas del asma de estas personas". "Entre otras cosas, hemos llevado a cabo numerosos análisis independientes en los que hemos medido la totalidad de los agentes químicos presentes en los procesos de la planta y todos han dado un resultado negativo, con valores muy por debajo de los límites establecidos legalmente", han subrayado, al tiempo que han matizado que "también se ofreció a todos los trabajadores de la planta someterse voluntariamente unas pruebas por parte del servicio externo de vigilancia de la salud Aspy".

"Todos los empleados que se las hicieron dieron resultados negativos, es decir, sin ningún signo de enfermedad o sensibilidad. A día de hoy, no hay ningún episodio de enfermedad profesional adjudicable a la exposición a agentes químicos o a cualquier otra causa relacionada con las actividades del centro", han concluido.

Porque salud necesitamos todos... ConSalud.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto