CONSEJOS

Cómo cuidar tu piel y tu cuerpo tras el verano

Cuando llega septiembre, nos encontramos con pieles muy bronceadas, en muchos casos deshidratadas o con los poros obstruidos, intoxicadas, con hiperpigmentación.

Cuidado de la piel (Foto. Estetic)
Cuidado de la piel (Foto. Estetic)

time 3 min

31.08.2021 - 12:00

Durante las vacaciones de verano nuestra rutina cambia, descontrolamos nuestra alimentación, disminuimos las horas de sueño… y sumado al clima caluroso y a la sobreexposición solar, esto se acaba reflejando en nuestra piel y en nuestro cuerpo. ¿Cómo?

Cuando llega septiembre, nos encontramos con pieles muy bronceadas, en muchos casos deshidratadas o con los poros obstruidos, intoxicadas, con hiperpigmentación, falta de luminosidad y líneas de expresión más acusadas o que empiezan a aparecer. A la vez, también suele haber un aumento de peso y retención de líquidos debido a las vacaciones, los horarios de comidas descontrolados, salidas más frecuentes y más consumo de alcohol o refrescos.

Yvette Pons, terapeuta y facialista con más de 30 años en el sector de la estética y la salud, propietaria del Institut Yvette Pons y creadora de la terapia Sulyfth, nos trae 5 consejos para cuidar nuestra piel, nuestro cuerpo y nuestro bienestar tras el verano.

1. Alimentación equilibrada. Cambiar los malos hábitos alimenticios y substituirlos por una alimentación desintoxicante y, sobre todo, equilibrada. No tan solo para recuperar nuestro peso, sino también para ayudar a alcalinizar las células, devolver a la piel su resplandor y liberar al organismo, hígado, riñones… de las toxinas acumuladas. En ningún caso debemos dejar de comer, la clave está en controlar las cantidades y escoger alimentos de calidad.

2. Hidratarse. Beber agua durante todo el día: entre 1 litro y medio y 2 litros, y añadir más cantidad si realizamos deporte. Complementar el agua con infusiones que ayuden limpiar el organismo, por ejemplo: diente de león, eucalipto, alfalfa, cardo mariano o melisa.

3. Cuidado facial. A nivel facial, la experta recomienda: una buena higiene para limpiar los poros que puedan estar obstruidos, que incluya una exfoliación no agresiva, siempre respetando su manto ácido, y que a la vez trate la piel para: equilibrarla tanto por falta de nutrientes como por exceso de sebo, que le devuelva la luminosidad que muchas veces perdemos debido al sol, que trate la deshidratación, etc.

Suele haber un aumento de peso y retención de líquidos debido a las vacaciones, los horarios de comidas descontrolados, salidas más frecuentes y más consumo de alcohol o refrescos

Después, es necesario valorar cuáles son las necesidades de cada persona y potenciarlas con algún tratamiento para devolver a la piel su estado óptimo y normal. En muchos casos hace falta: hidratar, nutrir, oxigenar, equilibrar la glándula sebácea, tratar los signos de envejecimiento que puedan haber aparecido… con tratamientos para estimular la producción de colágeno que se reduce debido a las repetidas exposiciones solares.

Por otro lado, hay que valorar la pigmentación de la piel. Si se ha hiperpigmentado durante el verano, el otoño-invierno es la mejor época para tratar las manchas que han aparecido o que han empeorado debido al sol. La hiperpigmentación se puede tratar en un centro especializado con tratamiento de IPL o peelings. Aún así, el mejor consejo es: aplicarse en casa un despigmentante tópico que ayude a ir equilibrando en profundidad la producción de melanina desordenada de los melanocitos, ya que los tratamientos exfoliantes tan solo mejoran el tono superficialmente, pero no tratan el desequilibrio funcional interno.

Cuidarse la piel en casa, tanto de día como de noche, con los cosméticos adecuados para cada persona. Lo fundamental e imprescindible es: limpiarse, tonificarse e hidratarse. A la vez, en función de las necesidades tipo de piel y alteraciones o desequilibrios de la misma, habría que completar el tratamiento domiciliario con un suero personalizado, mascarilla, contorno de ojos y algún exfoliante puntualmente.

4. Cuidado corporal. En cuanto a la piel de nuestro cuerpo, es el momento para dejarla descansar del sol y liberarla de las células muertas impregnadas en su superficie. La recomendación de la experta es realizarse una buena exfoliación de todo el cuerpo y complementarla con una mascarilla que aporte hidratación, lípidos y que repare el desgaste que las células han sufrido con la exposición solar. A la vez, hidratar adecuadamente la piel día y noche al menos durante 3 semanas, y seguidamente continuar con 1 aplicación diaria. Recordar que para un buen cuidado deberíamos exfoliarnos durante todo el año al menos una vez al mes.

5. Complementos nutricionales. Para terminar, la última recomendación de la especialista es tomar vía oral algún complemento nutricional, con prescripción médica si fuera necesario, a base de colágeno, antioxidantes y vitaminas, para ayudar a restablecer las reservas proteínicas y mejorar la glicación y oxidación celular, y los radicales libres.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto