Problemas de la piel

Cuperosis y rosácea, ¿por qué surgen y cómo se tratan?

Ambas ocurren principalmente a partir de los 30 años de edad y las personas de piel clara son las que se ven afectadas con mayor frecuencia.

La rosácea es una enfermedad que cursa con brotes que afecta principalmentea las zonas centrales del rostro. (Foto. Pixabay)
La rosácea es una enfermedad que cursa con brotes que afecta principalmentea las zonas centrales del rostro. (Foto. Pixabay)

time 2 min

01.03.2019 - 22:00

Mejillas rojas, granos inflamados, la glándula sebácea agrandada... La cuperosis y su forma más extrema y crónica, la rosácea, se encuentran entre los problemas más extendidos y complejos para tratar la piel. Ambos ocurren principalmente a partir de los 30 años de edad y las personas de piel clara son las que se ven afectadas con mayor frecuencia.

Pero, ¿qué más hay que saber sobre ellas? El dermatólogo Timm Golüke nos explica las diferencias y las causas de las dos enfermedades y lo que se puede hacer al respecto. ¡Toma nota!

1. ¿Cómo se forman la cuperosis y la rosácea? Hay personas que siempre tienen las mejillas rojas. Sufren de cuperosis, una ampliación de pequeños vasos sanguíneos superficiales, los llamados capilares, que generalmente se debe a una debilidad del tejido conectivo. La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se manifiesta en la zona central de la cara: en las mejillas y la nariz, con síntomas similares que luego pueden convertirse en nódulos y espinillas, que no deben confundirse con el acné. Ocasionalmente, se produce un engrosamiento de la nariz, un efecto secundario desagradable, que se observa principalmente en los hombres.

2. ¿Cómo surgen estos problemas de la piel? La cuperosis y la rosácea son hereditarias en la mayoría de los casos pero puede venir como consecuencia de un exceso de exposición solar, así como de un consumo excesivo de alcohol, café o té. Las comidas picantes también pueden contribuir a largo plazo al enrojecimiento, cualquier cosa que estimule la circulación sanguínea.

3. ¿Qué hacer con la cuperosis? Primero, debes abstenerte de tratamientos cosméticos que irriten la piel y estimulen la circulación sanguínea. Esto incluye exfoliantes, limpieza facial con cepillos, microagujas, dermoabrasión o jet peel. Sin embargo, son efectivos los productos de cuidado especial de la farmacia o limpiadores suaves de alta calidad que no contengan retinol, sino ingredientes calmantes como el té verde, extractos de pepino, helecho y ácido hialurónico.

4. ¿Cómo trata el dermatólogo la rosácea? La rosácea es una enfermedad crónica que no es completamente curable, pero es fácil de controlar. El proceso comienza con el cuidado con cremas para la piel antiirritantes y evitar completamente tomar el sol durante mucho tiempo. El médico también puede conseguir buenos resultados con tratamientos láser. Con un láser de colorante solo se reducen las venas rojas. Para áreas más grandes, ya inflamadas, la terapia con tecnología IPL2 en sesiones múltiples y durante los meses de menos sol es prometedora. Se aplica la fuente de luz directamente sobre la zona para calentarla y actuar sobre la hemoglobina, causante del color de la piel. Como consecuencia, la sangre se coagula y por lo tanto destruye el vaso. Se utilizan cremas antiinflamatorias con efecto antibacteriano o antibiótico.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto