CUIDADO DE LA PIEL

Lo que debes hacer (y lo que no) en tu rutina facial

Establecer un ritual de belleza correcto no siempre es fácil ya que a veces se adoptan hábitos que no se debería por distintos motivos.

Cuidado piel (Foto. Freepik)
Cuidado piel (Foto. Freepik)

time 2 min

14.04.2021 - 22:00

Establecer un ritual de belleza correcto no siempre es fácil ya que a veces se adoptan hábitos que no se debería por motivos como la pereza, la falta de tiempo o la desinformación.

Por ello, desde Kriim nos dan un breve listado que señala do’s y don’ts básicos sobre cómo utilizar algunos productos, cada cuánto aplicarlos, pasos clave en el cuidado facial... ¡La solución para terminar con todas las excusas!

DO’S: LO QUE SÍ SE DEBE HACER

-Realizar una doble limpieza: dos pasos que siempre deben seguirse para eliminar las impurezas y la suciedad que se acumulan en el rostro. Se comienza con un producto en base oleosa, como el Jojoba Cleansing Balm. Este se convierte en una leche cremosa en contacto con el agua que limpia, hidrata y calma la dermis. A continuación, se pasa a uno en base acuosa como el Natural Cleansing Foam, un jabón delicado que limpia sin irritar.

-Exfoliar el cutis una vez a la semana: debe realizarse tras la limpieza y, aunque por lo general es aconsejable al menos un día a la semana, depende de las necesidades concretas de cada cutis. Rvolut incluye entre sus propuestas la Antioxidant Glow Mask, una mascarilla exfoliante con un adictivo aroma a cacao que purifca la piel, la ilumina y aporta suavidad.

Establecer un ritual de belleza correcto no siempre es fácil ya que a veces se adoptan hábitos que no se debería por distintos motivos

-Hidratar la piel: no importa cuál sea el tipo de piel, todas requieren hidratación incluyendo las que se clasifcan como grasas. Los productos que se escojan deben adaptarse a sus necesidades específcas. En el caso mencionado, la Pure HA Balance Lotion de Rvolut es una opción ideal ya que, además de rellenar los surcos de las arrugas y prevenir el envejecimiento cutáneo, matifca y regula la segregación de sebo.

-Ser constante: una vez que las nociones anteriores quedan claras hay que tener claro que no sirven de nada sin constancia porque los tratamientos no suelen actuar de un día a otro. Para ver resultados reales es fundamental crear una rutina y cumplirla a diario.

DON’TS: LO QUE NO SE DEBE HACER

-No retirar el maquillaje antes de dormir: la pereza hace que algunas personas opten por irse a la cama sin desmaquillarse, pero es un gran error. La principal razón es que las células se regeneran por la noche, así que no limpiar el rostro y eliminar la suciedad acumulada lo impide. A lo anterior se pueden sumar problemáticas como la obstrucción de poros, la irritación o sequedad de la piel.

-Empezar la rutina facial sin lavarse las manos: la rutina empieza por la limpieza del rostro. Para ello, es indispensable que las manos se hayan lavado también previamente. Las pastillas de jabón de Solito pueden ser el aliado ideal nutren las manos para que mantengan un aspecto sano.

-Utilizar agua muy caliente para retirar los productos: la temperatura del agua puede afectar a la dermis. Hay que evitar que esté caliente ya que puede producir rojeces, sequedad o dañar la barrera de la piel. Incluso en invierno, cuando muchas personas buscan compensar la temperatura exterior, lo más recomendable es tibia.

-Abusar de los ácidos: salicílico, glicólico (es el caso del Glycolic Acid 4% + AHA 1% de Rvolut), láctico… Estos ácidos se incluyen en muchos productos de belleza debido a sus múltiples benefcios para la piel. No obstante, no puede utilizarse a la ligera. Hay que tener mucho cuidado porque aplicarlos como no es debido puede producir irritaciones en la piel.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto