SALUD

Cinco signos que podrían revelar que tienes cáncer de piel (y cinco consejos para evitarlo)

Las quemaduras solares aumentan el riesgo de sufrir cáncer de piel, por eso es importante conocer cuáles son las señales de esta enfermedad.

El tamaño de los lunares, su forma y color son señales a tener en cuenta. (Foto. Estetic)
El tamaño de los lunares, su forma y color son señales a tener en cuenta. (Foto. Estetic)

time 4 min

13.08.2019 - 11:30

Las quemaduras por el sol son aceptadas y toleradas por la mayoría de nosotros. ¿Quién no se ha puesto como un cangrejo al menos una vez en su vida? ¿Quién no se ha olvidado de echarse crema un día y ha acabado abrasado y con un dolor tremendo en el cuerpo? No le damos importancia a los efectos negativos de la radiación solar, y lo cierto es que deberíamos preocuparnos cada vez que nuestra piel se torna roja por no habernos puesto fotoprotección o por haber elegido o aplicado mal la crema solar.

El cáncer de piel es un tema que apenas nos preocupa y no le damos la importancia que requiere. Salimos a la calle a pasar el día fuera, en pleno verano, sin haber preparado la piel con un protector, y estamos un día entero en la playa o piscina habiéndonos puesto solo crema durante la primera media hora.

Todas estas rutinas instauradas no hacen más que multiplicar las posibilidades de acabar sufriendo cáncer de piel. Para evitarlo y controlarlo, es importante que conozcas los signos y señales que podrián revelar que una persona lo padece.

CINCO SEÑALES A TENER EN CUENTA

Existen varios tipos de cáncer de piel, pero los que más se producen son los melanomas y los carcinomas cutáneos. En ambos tipos, el principal factor de riesgo implicado en su aparición son las radiaciones solares, sobre todo las UVB y las UVA. En la piel, estas radiaciones son capaces de producir mutaciones en el ADN de las distintas células que componen la piel e impedir su reparación, iniciándose así el proceso de la carcinogénesis o formación de un cáncer, detallan desde la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Ojo, nuestro objetivo no es alarmarte, solo darte la información necesaria para que tomes conciencia y para que, en caso de percibir algún signo en tu piel, acudas lo más pronto posible a un especialista.

Estos son los cinco signos a tener en cuenta, según detallan desde la Asociación Helping Cáncer y por la AECC.

1. Tamaño de los lunares. Debemos fijarnos en el tamaño de los lunares y de su evolución. Si nuestro lunar es mayor de 6 milímetros (el tamaño de una goma de borrar de un lápiz), crece o ha cambiado de apariencia es importante observarlo y acudir a que un experto lo valore.

2. Picor y sangrado de un lunar. Si un lunar crece de forma asimétrica, nos produce picor y hasta sangrado, debemos acudir a un especialista.

Picor y sangrado de un lunar

3. Bordes desiguales de una mancha. Observar las manchas de la piel también es importante. Si los bordes de éstas no son uniformes o se encuentran desiguales o desdentados, debemos consultar con nuestro médico.

4. Muchos colores en un mismo lunar. Si observas que hay áreas rojas, blancas o azules dentro de un lunar negro o marrón, acude a un experto para que lo analice.

5. Tener muchos lunares. Un estudio publicado por la revista ''British Journal of Dermatology'' reveló que las personas que suman más de 11 lunares en el brazo derecho podrían tener un riesgo mayor que la media de desarrollar cáncer de piel o melanoma. Según la investigación, realizada por expertos del King's College de Londres, aquellas personas con más de cien lunares repartidos por todo su cuerpo tienen un riesgo cinco veces mayor de sufrir ese tipo de enfermedad. Si es tu caso, sé aún más precavido.

Tener muchos lunares

CINCO CONSEJOS PARA EVITAR EL CÁNCER DE PIEL

La mayoría de nosotros no somos realmente conscientes de los efectos nocivos de la radiación solar, sobre todo porque nos falta información. Por desgracia, la acumulación del sol en la piel nos puede pasar una gran factura, cuya consecuencia más terrible es en forma de cáncer.

Para prevenir la aparición de esta enfermedad de la piel, además de estar atento a los signos que hemos detallado, es importante que sigas estos cinco consejos:

1. Utilizar un fotoprotector de 30 a 50 FPS. Debes elegir un protector solar de 30 a 50 FPS. Si tu piel es pálida, utiliza uno de 50, y si es morena, uno de 30. Además de elegir correctamente el número, es imprescindible que te hagas con un fotoprotector de calidad y de farmacia. Uno de los más reconocidos y vendidos es el HydroLototion SPF50+ de ISDIN (16 euros). Se trata del primer fotoprotector bifásico que protege y oxigena la piel gracias a su contenido en SepitonicTM, que promueve la reenergización y regeneración celular tras el estrés producido por el sol.

Utilizar un fotoprotector de 30 a 50 FPS

2. Reaplicarte la crema cada dos horas. Si tu protector es bueno y de calidad, solo deberás ponértelo media hora antes de estar bajo el sol y reponerlo cada dos horas.

3. Ponerte crema en cuerpo, cara y labios. Cuando nos aplicamos crema se nos olvidan siempre ciertas zonas, como las orejas, el dorso de las manos, la cara, los labios, las axilas, las ingles y, cómo no, los pies. No te olvides de estas zonas, que los rayos UVA se cuelan por todos lados. Para el rostro, eso sí, no debes utilizar la misma crema que para el resto de zonas del cuerpo, sobre todo si tienes la piel grasa o mixta. Los mejores fotoprotectores faciales del mercado son el Gel Oil-Free de Heliocare (19 euros) y el Gel DryTouch de ISDIN (15 euros). Ambos tienen protector 50 y proporcionan un acabado mate gracias a su textura ligera libre de aceites y seborreguladora.

Ponerte crema en cuerpo, cara y labios

4. Evitar las horas centrales del día. No debes tomar el sol entre las 12 y las 16 horas, ya que es cuando hay mayor radiación solar y afecta más a la piel. Además, es recomendable que utilices gorras y viseras durante las horas de más exposición solar, así como ropa ligera de algodón.

5. Realizar revisiones anuales. Además de todo lo anterior, es imprescindible que te realices revisiones anuales con los especialistas de la piel (dermatólogos) para controlar posibles anomalías de pecas, manchas y lunares, y poder prevenir una posible enfermedad. También es importante que te hagas autoexploraciones en casa.

Esperamos que todo esto te haya servido de ayuda. Ante todo, consulta a tu médico si notas algún cambio en la piel, como la aparición de una lesión nueva, una llaga que no cicatriza, un cambio en una lesión antigua o cualquiera de los signos descritos anteriormente. Recuerda que es mejor prevenir que curar.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto