CUIDADO CORPORAL

Desmontamos los mitos y curiosidades más frecuentes de los protectores solares

Algunas creencias, que han ido pasando de generación en generación, han creado falsos mitos sobre este producto.

Protector solar (Foto. Freepik)
Protector solar (Foto. Freepik)

time 2 min

30.07.2022 - 10:00

El uso del protector solar es una de las rutinas más importantes para el cuidado de nuestra piel los 365 días del año. Algunas creencias, que han ido pasando de generación en generación, han creado falsos mitos sobre este producto, su aplicación y beneficios, algo que ha generado malos hábitos afectando así directamente a la salud de la piel.

Marta Masi, María Rogel y otros farmacéuticos y dermatólogos colaboradores de NAOS responden sobre algunos de los mitos y curiosidades más comunes que existen sobre este producto:

  1. “El protector solar debe aplicarse antes de ir a la playa”. Una de los errores más comunes a la hora de aplicarse el protector solar es la frecuencia con la que se hace, algo que afecta, sobre todo, en la época de mayor exposición solar, la temporada estival. Lo recomendable es aplicar cada 2-3 horas y dependiendo del grado de exposición solar será necesario aplicárselo con mayor o menor frecuencia. En cuanto al aplicarse el protector solar antes de ir a playa, Diego Sarasketa, recomienda aplicarlo una hora antes de ir a la playa y replicarlo cada dos horas al igual que después del baño.

  2. “El factor de protección solar mide el tiempo que la piel puede estar expuesta al sol”. Frente al mito de que el factor de protección varía en función de su efectividad, la dermatóloga María Rogel explica que se trata del “índice que mide la capacidad protectora del producto frente a la radiación solar, es decir, cuanto mayor sea el factor de protección, más tiempo estaremos protegidos contra la quemadura solar y los efectos nocivos de la radiació”. Además, se trata de un valor orientativo ya que factores como el tipo de radiación, el tipo de piel o el grado de sudoración pueden influenciar.

  3. “El protector solar corporal puede aplicarse perfectamente en el rostro”. Algunas son las creencias que señalan que el protector corporal no es recomendable para el rostro, algo que, según las farmacéuticas María Castaño y Elena López de la Dermoteca, no es cierto. “El protector solar podría aplicarse perfectamente en el rostro, pero posiblemente la textura y el acabado en la piel no van a ser los ideales. Consideramos que el protector solar es el cosmético más importante de cualquier rutina, ya que además de prevenir el envejecimiento de la piel, nos ayuda a evitar enfermedades importantes”, señalan.

  4. “Se trata del mejor producto antiedad”. Aunque en muchas ocasiones el protector solar se asocie únicamente al cuidado de la piel frente a la exposición solar, su composición es favorable para otras alteraciones que sufre la piel, como el envejecimiento.

  5. “Las personas con manchas en la piel es importante que eviten la exposición directa con el sol”. La exposición solar no es perjudicial si se hace moderadamente, algo que varía en el momento que se lleva a cabo de forma continuada, tanto si tenemos manchas como si no. Para aquellas personas con manchas es especialmente importante “evitar la exposición solar directa ya que, aunque no todas las manchas son iguales (solares, melasma, hiperpigmentación, postinflamatoria), por lo general, todas empeoran tras la exposición al sol”.

  6. “El uso del mismo protector todos los años depende de nuestros hábitos”. La farmacéutica Paz Arnau Ferragut afirma que en algunos casos “puede que sirva usar el mismo durante todo el año, pero va a depender de nuestros hábitos de exposición solar durante los meses de verano, o si nuestra piel sufre algún cambio, patología o si practicamos algún deporte al aire libre.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto