Eliminación del vello

Doce reglas que debes conocer sobre la depilación láser

Antes de realizárnosla debemos tener en cuenta algunos aspectos esenciales para que llegue a ser efectiva al 100%.

La depilación láser es segura y permanente
La depilación láser es segura y permanente

time 3 min

18.02.2019 - 12:00

Ya sabemos que la depilación láser es segura y permanente. Sin embargo, antes de realizárnosla debemos tener en cuenta algunos aspectos esenciales para que llegue a ser efectiva al 100%.

Por ello, en el Instituto Médico Láser (IML) nos cuentan las 12 reglas del tratamiento perfecto con la más avanzada tecnología. ¡Apunta!

1. No presentar bronceado reciente. En pieles claras es suficiente con que haya transcurrido un mes desde la exposición solar, mientras que en pieles oscuras es mejor dejar pasar dos meses. Los láseres de depilación atacan a la melanina del pelo, por lo que la piel no debe tener melanina recién activada porque también absorbería la luz del láser.

2. No arrancar el vello antes de la depilación. Una parte muy importante de la eficacia del láser sobre el folículo piloso va a depender del pelo presente en el mismo. El pelo está muy cargado de melanina y absorbe muy bien la luz y la transmite al folículo. Si el pelo no está presente, la sesión de depilación será mucho menos eficaz.

3. Elegir el láser adecuado para cada paso. En IML, es el médico experto el que define qué tipo de láser es el más adecuado para cada paciente.

4. Perseguir un resultado homogéneo, sin parches ni vello por tratar. No deben quedar parches de pelo sin tratar. Si al cabo de 7-10 días empieza a brotar el pelo de forma prematura y parcheada, delata una sesión irregular o incompleta que precisa un repaso, sin embargo, no hay que confundirlo con el pelo destruido que la piel expulsa.

5. Procurar un intervalo creciente entre sesiones. Una sesión de depilación médica láser deja al paciente depilado mucho tiempo, en torno a los dos meses como mínimo. Una vez realizada la sesión la zona debe mantenerse depilada del pelo grueso durante un mínimo de 5-6 semanas. Si el pelo aparece antes de los 15 días será necesario repasar porque la sesión no habrá sido totalmente eficaz. 

6. Controlar la repoblación prematura antes de 1 mes. Para que la sesión sea más rentable, es bueno dar suficiente tiempo a que el pelo residual haya vuelto a brotar.

7. Saber que el vello claro es poco sensible al láser. La eficacia de la depilación láser se basa en la capacidad del pelo en absorber la luz, lo cual está condicionado porque sea grueso y oscuro. El pelo fino y poco pigmentado, y las canas, responden pobremente al tratamiento, por tanto, es mejor no incluir en el tratamiento zonas con vello fino y claro.

8. Rasurar el vello cuando empieza a brotar. Cuando el pelo empieza a brotar pero todavía no toca realizar la siguiente sesión, el paciente puede mantenerse limpio mediante rasurado o crema depilatoria. Esto permite que el paciente se mantenga cosméticamente cómodo mientras deja transcurrir algo más de tiempo para que se reúna más pelo activo.

9. Utilizar una crema calmante para la discreta inflamación. Inmediatamente realizado el tratamiento se produce edema perifolicular, una discreta inflamación en el entorno de cada folículo piloso (semejante a una urticaria) que es el mejor signo de eficacia. Para rebajar esta respuesta más rápidamente, en IML aplican a los pacientes una crema calmante a base de aloe y manzanilla.

10. Aplicar crema anestésica 1 hora antes de la sesión. En pacientes con menos tolerancia o en zonas especialmente sensibles como las ingles, algunos pacientes prefieren acudir a la sesión con crema anestésica previamente aplicada.

11. Rasurar 1 semana antes del primer tratamiento. En las primeras sesiones se recomienda que el último rasurado sea de una semana antes. En las últimas sesiones se pide a los pacientes que vengan sin rasurar de dos semanas antes porque el pelo crece mucho más despacio.

12. Esperar 3 o 4 días para la exposición al sol. Una vez realizada la sesión, el paciente puede exponerse al sol transcurridos 3 o 4 días, cuando haya remitido la irritación de la piel, no es necesario esperar un mes. No obstante, no hay que confundir con el tiempo que hay que esperar para volver a hacerse una depilación con láser, que sí que es de un mínimo de un mes.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto