Halitofobia: ¿te aterra el mal aliento?

Para que tu vida personal no se vea alterada por este problema te enseñamos a detectar sus consecuencias y cómo evitarlas, tanto si la halitosis es real como si no lo es.

Halitofobia: ¿te aterra el mal aliento?
Halitofobia: ¿te aterra el mal aliento?

time 2 min

09.07.2015 - 11:05

La mayoría de las personas nos preocupamos por nuestro olor corporal y del aliento en numerosas ocasiones: si tenemos una cita, una entrevista de trabajo, un cumpleaños, una boda, una reunión importante… Para ello, el desodorante, la colonia, el cepillo de dientes, y los chicles juegan un importante papel en nuestra vida diaria pero, ¿dónde está el límite entre la preocupación y la obsesión por nuestro aliento?

La halitofobia es el miedo irracional a tener mal aliento. Un cuadro patológico de origen psicológico que hace creer al paciente de manera persistente que sufre halitosis pese a haberla superado o directamente, no haberla padecido nunca. Y es que en el I Simposio Europeo Sepa de Halitosis se ha presentado un estudio en el que se refleja que el 15% de los pacientes con síntomas de halitosis es también halitofóbico.

Los halitofóbicos están convencidos de que tienen mal aliento y de que nadie, ni siquiera sus familiares o amigos, se atreven a decirles la verdad. De hecho, suelen andar de dentista en dentista y nunca quedan satisfechos con el diagnóstico. Las consecuencias de esta idea obsesiva se traducen en aseo compulsivo, limpiezas bucodentales demasiado frecuentes, mascar chicle constantemente… Estos pacientes evitan acercarse demasiado a la otra persona durante una conversación y observan constantemente las reacciones de sus interlocutores para ver si se ha percatado de su problema, llegando incluso a malinterpretar sus gestos.

LO QUE DEBES HACER SI CREES QUE SUFRES HALITOSIS

1. Acude a tu dentista: Los profesionales de la salud bucodental son los únicos que están capacitados para realizar una exploración y diagnóstico diferencial, y así determinar si realmente existe halitosis verdadera y poder tratarla. Si el paciente sigue creyendo que sufre halitosis después de que el dentista la haya descartado o haya finalizado con éxito su tratamiento, le será diagnosticada halitofobia.

2. Derivación a un médico general, psiquiatra o psicólogo. La halitofobia es una condición psiquiátrica reconocida. A menudo, algunos problemas psicológicos como la hipocondría o el trastorno obsesivo-compulsivo pueden ser la causa de la halitofobia. Por ello, es muy recomendable recurrir a estos profesionales para tratarse adecuadamente.

3. La higiene como prevención. Como recurso preventivo esencial es recomendable que mantengamos un buen estado de salud oral y, sobre todo, unas encías sanas. Para ello, debemos incluir diariamente en nuestra higiene no sólo el cepillado dental, sino también la limpieza interdental (con hilo dental o cepillos interdentales) y lingual (con raspadores específicos o el propio cepillo).


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es
Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto