SALUD ÍNTIMA

Higiene íntima: ¿qué mitos debes conocer?

La higiene íntima femenina es un tema que ha estado rodeado de bulos, desinformación y falsos mitos.

Salud íntima (Foto. Freepik)
Salud íntima (Foto. Freepik)

time 3 min

12.03.2021 - 12:00

Cuando en 2011 aterrizó en España Chilly, solo 1 de cada 10 mujeres utilizaba un producto específico para la higiene íntima.  

Hoy, después de 10 años educando en higiene íntima y desmontado tabúes, Chilly se ha consolidado como la marca líder en el sector, consiguiendo que casi el 20% de las mujeres utilice habitualmente un producto específico para su zona íntima. Y es que, si usas un producto específico para la cara, cuerpo o pelo, ¿por qué no usarlo también para la zona vaginal?

En gran parte, esto se debe a que tradicionalmente, la higiene íntima femenina es un tema que ha estado rodeado de bulos, desinformación y falsos mitos.

1. La higiene íntima se puede realizar con cualquier producto: falso. Tal y como apunta la doctora Belén Gómez, Ginecóloga del Hospital Millenium Sanitas y del Infanta Leonor, esta creencia es falsa. ''Los geles y jabones corporales están diseñados para eliminar sudor y suciedad acumulada en la piel, no para limpiar mucosas, como es el caso de la vagina. Esta área no requiere un poder limpiador tan fuerte y mantener el ambiente ácido es lo más importante'', señala.

2. Los genitales no deben oler: falso. La particularidad de la zona vaginal, hace que su olor también lo sea, la obsesión por el olor a limpio puede hacer que se lave excesivamente para eliminar por completo el olor genital. Un lavado excesivo, destruye el ecosistema ácido y favorece la colonización de hongos. Lo razonable es lavarse la zona íntima una vez al día, y repetir en caso de actividad física, regla, etc.

3. No es bueno depilarse del todo: verdadero. El vello tiene su función y cuando se tiene foliculitis o piel atópica puede ser peligroso depilarse íntegramente porque puede producir una infección. Si bien, hoy en día las condiciones higiénicas y climáticas no exigen que se necesite tanto pelo como barrera de protección como en el pasado, la Sociedad Española de Dermatología y Venereología (AEDV) destaca que esta moda ha provocado un aumento sensible de las enfermedades venéreas, como los condilomas genitales.

La higiene íntima femenina es un tema que ha estado rodeado de bulos, desinformación y falsos mitos

4. Si te pica, es porque tienes hongos: falso. El picor íntimo no tiene por qué producirse únicamente por hongos como la candidiasis. La depilación, la infecciones, la sequedad vaginal, la menopausia, una mala higiene íntima o el postparto, son algunas de las causas que también producen picores.

5. Lo mejor para la zona íntima es el jabón lagarto: falso. La mayoría de la gente piensa que el gel de cuerpo es el mismo que un gel íntimo y que este último es sólo un producto de marketing. Pero no lo es, los geles íntimos tienen un pH más ácido, agentes limpiadores más suaves y están testados bajo control ginecológico. Por eso, es necesario utilizar un gel específico para la zona íntima, igual que usamos un jabón diferente para el cuerpo, el pelo, la cara o las manos. Y el clásico jabón de lagarto no sirve para todo, ya que puede ocasionar irritaciones.

6. La zona íntima hay que lavarla solo con agua: falso. Hay quien cree que en la zona genital no hay que aplicar ningún tipo de producto, que se debe lavar solo con agua. Pero entonces, ¿por qué usamos jabones en el resto del cuerpo? La suciedad no se va solo con agua y nuestra zona íntima no es una excepción.

7. Los salvaslips son la mejor opción para mantener fresca y limpia a diario la zona íntima: falso. No conviene usar de forma diaria este tipo de protector ya que no permite la ventilación adecuada de la zona íntima. Esta práctica puede favorecer la humedad, el calor y, con ellos, las infecciones vaginales.  

8. El tanga y la ropa ajustada dañan la vagina: verdadero. Más allá de las tendencias y la moda, debemos elegir la ropa más adecuada para nuestro cuerpo. El uso constante de pantalones ajustados puede dañar la vagina, ya que no permite la transpiración natural de los genitales, aumentando las infecciones o posibilidades de padecer enfermedades. Lo ideal es alternar faldas o pantalones de telas fluidas. En cuanto a la ropa interior, lo recomendable es usarla de algodón. Además, hay también que tener en cuenta que el tanga facilita el intercambio de bacterias entre la vagina y el ano.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto