Cuidado de la piel

Piel irritada después de la depilación, ¿cómo tratarla?

Aunque en el resto del año también nos preocupamos por ir depilados al 100%, es en verano cuando aumenta nuestro interés ya que el cuerpo está más al descubierto.

Después de depilarnos, la piel puede sufrir cierta irritación
Después de depilarnos, la piel puede sufrir cierta irritación

time 2 min

12.07.2018 - 12:00

Hay algo que en verano se vuelve imprescindible: la depilación. Y es que, aunque en el resto del año también nos preocupamos por ir depilados al 100%, es en verano cuando aumenta nuestro interés ya que el cuerpo está más al descubierto. 

En este sentido, el mundo de la depilación es muy amplio y existen varias técnicas diferentes que permiten eliminar el vello de todas las partes del cuerpo. Una de ellas es la famosa cuchilla, un sistema cómodo, rápido e indoloro, pero con resultados no duraderos porque solo corta el vello, no lo arranca, ni lo debilita.

Otra técnica es la depilación con cera, que puede realizarse con cera tibia, para zonas menos sensibles o de vello más fino; y la cera caliente, para zonas más sensibles, evitando así que resulte doloroso y garantizando una depilación profesional e higiénica. Los resultados son perfectos ya que el pelo tarda en crecer, a diferencia de la técnica con cuchilla. Eso sí, pese a debilitar el vello, la cera no lo elimina para siempre.

El mundo de la depilación es muy amplio y existen varias técnicas diferentes que permiten eliminar el vello de todas las partes del cuerpo

Por otro lado, existe un método ideal para los que sueñan con no depilarse nunca más: la fotodepilación o depilación con láser, que consiste en aplicar durante breves instantes un intenso haz de luz sobre la zona a depilar, provocando un calentamiento del folículo donde se genera el pelo e impidiendo su crecimiento. Desde la primera sesión se consigue una reducción de la densidad del pelo.

No obstante, después de recurrir a alguna de estas técnicas de depilación, la piel puede sufrir cierta irritación, por lo que es necesario tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, es aconsejable exfoliar la piel de la zona a depilar con anterioridad; de esta manera, ayudará a que los poros estén más abiertos y el pelo salga con más facilidad, lo que evitará que después se pueda quedar algún vello incrustado.

Por otra parte, dilatar los poros de la zona antes de la depilación también es una buena opción para evitar la irritación y no tener que pasar, por ejemplo, la cuchilla tantas veces por el mismo lugar. De igual forma, uno de los trucos más eficaces para acabar con la irritación y los granitos que aparecen tras la depilación es aplicar frío sobre la zona afectada, que provoca un efecto calmante y cierra los poros.

Pero además de todo eso, hidratar la piel es un paso fundamental cuando sufre cierta irritación después de la depilación. Es muy importante nutrir la piel con productos altamente hidratantes que minimicen los daños de la extracción del vello y que permitan que la zona depilada luzca radiante e impecable.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto