Cuidado corporal

¿Por qué es importante acudir al podólogo?

La salud de nuestros pies es tan importante como la de nuestra vista, oídos o dientes; sin embargo, acudir al podólogo es algo poco común, a pesar de que es vital visitar a estos profesionales para prevenir y tratar las posibles dolencias del pie.

El Colegio Oficial de Podólogos de Madrid establece diez consejos importantes para prevenir posibles dolencias y llevar un cuidado adecuado del pie
El Colegio Oficial de Podólogos de Madrid establece diez consejos importantes para prevenir posibles dolencias y llevar un cuidado adecuado del pie

time 2 min

05.05.2018 - 22:00

La salud de nuestros pies es tan importante como la de nuestra vista, oídos o dientes; sin embargo, acudir al podólogo es algo poco común, a pesar de que es vital visitar a estos profesionales para prevenir y tratar las posibles dolencias del pie.

Por ello, todos, sin excepción, debemos prestar atención al cuidado de nuestros pies. No obstante, solo debemos ponernos en mano de clínicas autorizadas por sanidad para evitar el intrusismo que se vive en el sector actualmente y que provoca importantes daños en la salud de la población.

Así pues, el Colegio Oficial de Podólogos de Madrid sostiene que ocho de cada diez personas tiene problemas de espalda, caderas, rodillas y tobillos que provienen de una mala salud de sus pies. Por ello, establece diez consejos para prevenir posibles dolencias y llevar un cuidado adecuado del pie

1. Examina tus pies regularmente, aunque no te duelan, y visita a tu podólogo al menos 1 vez al año. Es un medio de locomoción para toda la vida.

2. Lávate los pies a diario y sécalos minuciosamente, teniendo especial cuidado entre los dedos y debajo de ellos.

3. Aplica crema hidratante, para mantener la piel suave y elástica, evitando aplicarla entre los dedos porque aporta demasiada humedad y favorece la aparición de hongos.

4. Corta las uñas de los pies en forma recta, pero no demasiado cortas y vigila cualquier alteración (aumento de grosor, cambio de color, etc.). Estas pueden esconder distintas enfermedades que tendrán que ser diagnosticadas por un podólogo colegiado.

5. Es muy importante utilizar un calzado y calcetines adecuados a la actividad (andar, trabajar, deporte…) y a la edad de cada persona (infantil, adulto, geriátrico). Debe proteger el pie, ajustarse al mismo sin oprimirlo y ser de materiales naturales. El tacón no debe sobrepasar los 4-5 cm y la puntera será lo suficientemente amplia. Cómpralos al final del día, cuando los pies están más dilatados.

6. Utiliza más de un par de zapatos y alterna su uso. Deséchalos si están deformados o gastados. Pisar mal o desgastar irregularmente el calzado daña la estructura del pie y afecta a su cadena articular.

7. Evita andar descalzo, sobre todo en vestuarios y piscinas. Tus pies quedan expuestos a lesiones e infecciones.

8. Sé cauteloso con los remedios caseros. El auto tratamiento puede dar lugar no solo a no eliminar el dolor, sino a provocar otros. No usar callicidas en ningún caso, pueden producir quemaduras.

9. Controla la presencia de lesiones en la piel: la presencia de grietas y heridas puede anunciarte patologías solapadas.

10. El dolor de pies no es normal. Si este se produce o persiste, acude a un podólogo para que lo analice y te oriente sobre las pautas a seguir.

Además de esto, hay que recordar que únicamente debemos acudir a podólogos colegiados ya que, como dice la nueva campaña del Colegio Oficial de Podólogos de Madrid, ''Expertos en nada'', no pasa nada por creer que sabes todo sobre vino, fútbol o lo que tú quieras, pero cuando se trata del cuidado de los pies, la cosa cambia. 

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto