SALUD CAPILAR

Otros problemas de la Covid-19: caída masiva del cabello

El efluvio telógeno es un problema capilar que puede aparecer después de un tratamiento o cambio hormonal.

Caída del cabello (Foto. Freepik)
Caída del cabello (Foto. Freepik)

time 2 min

31.07.2020 - 22:00

Desde que comenzó la crisis sanitaria de la Covid-19 se ha venido hablando de los síntomas más evidentes a la hora de sospechar un posible contagio. Los expertos también nos han informado de problemas derivados de la enfermedad y que están haciendo su aparición en pacientes infectados por coronavirus varias semanas después de haberla superado. Uno de ellos es la caída brusca de grandes cantidades de cabello.

La doctora Ángela Hermosa, dermatóloga de Clínica FEMM, señala que esta afección se denomina efluvio telógeno. ''Aunque puede parecer muy llamativa, porque el paciente se queda literalmente con mechones de pelo en la mano, no es una alopecia irreversible''.

El efluvio telógeno es un problema capilar que puede aparecer después de un tratamiento o cambio hormonal, tras un período de estrés continuado, una cirugía relevante, después de dar a luz o al pasar por algún tipo de infección, como sucede en el caso de la Covid-19. Estas situaciones afectan al ciclo vital del cabello, que tiene una fase de crecimiento de varios años, denominada anágena y cuya duración está determinada genéticamente, una fase de reposo y una fase en la que comienza a desprenderse. Desde que se desprende un pelo hasta que se cae pueden pasar alrededor de dos o tres meses.

Cuando se produce un proceso infeccioso con fiebres muy altas, como en el caso del coronavirus, el cabello detiene su crecimiento de manera sincrónica, es decir, un elevado número de pelos cortan a la vez la fase de crecimiento y, como consecuencia, caen todos a la vez.

El efluvio telógeno es un problema capilar que puede aparecer después de un tratamiento o cambio hormonal

La doctora Hermosa indica que ''la buena noticia es que el efluvio telógeno, por regla general, no requiere ningún tratamiento porque se frena solo y el paciente recupera la densidad capilar, pues cuando un pelo ha terminado su fase de caída, se vuelve a meter otra vez en fase de crecimiento''.

¿Cuándo un efluvio telógeno puede ser problemático? En ocasiones, los efluvios telógenos pueden hacerse crónicos, especialmente cuando el paciente presenta carencias de hierro, problemas tiroideos o déficit de alguna vitamina. La doctora Hermosa señala que hay que acudir a la consulta cuando los efluvios telógenos duren más de cuatro o seis meses o se produce una pérdida significativa de la densidad capilar, para que el dermatólogo pueda realizar una analítica al paciente y buscar causas de esa cronificación.

''Igualmente, recomendamos que cualquier persona que se sienta muy agobiada por la situación, acuda a su dermatólogo, así podremos contarle todos los detalles de esta afección y tranquilizarle'', añade.

Aunque los efluvios telógenos se suelen autoresolver, existen tratamientos que sirven para disminuir o acortar su duración, como son el minoxidil, ya sea tópico u oral, o las inyecciones de plasma rico en plaquetas, uno de los tratamientos de medicina regenerativa más eficaces para fortalecer el cabello.

Efectos similares al efluvio telógeno son los que produce la alopecia areata difusa: el pelo también se cae a puñados cuando tiramos de él, pero esta sí que produce una disminución de la densidad capilar evidente y sí que requiere de tratamiento. Por eso, acudir al dermatólogo cuando la situación de caída capilar supera los 4-6 meses es importante para que pueda realizar un diagnóstico adecuado.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto