SALUD CAPILAR

Así puedes evitar que la vuelta a la rutina provoque la caída de tu pelo

Si hay algo por lo que se caracteriza la caída del pelo en otoño es por su patrón, ya que cae de forma generalizada.

Salud capilar (Foto. Freepik)
Salud capilar (Foto. Freepik)

time 5 min

02.09.2021 - 12:00

Con la llegada del mes de septiembre, llega el momento de retomar hábitos y costumbres que parecían olvidados durante el verano. Esta vuelta a la realidad (y especialmente este año en el que septiembre significará el fin del teletrabajo para muchos) puede suponer un momento de estrés y cambio en la vida que puede tener reflejo en la salud, y por supuesto, también en la capilar, que durante los meses de septiembre y octubre puede ver una caída más acusada del cabello.

Aunque esta caída otoñal es algo natural, como el doctor Javier Pedraz, director médico de Insparya Madrid, indica, ''el cabello sigue unos ciclos de caída y regeneración que pueden coincidir con las estaciones del año'' y, de hecho se da también en los animales, no hay una demostración científica que avale esta caída otoñal. Hay científicos que la atribuyen a cambios hormonales, pero lo que está claro es que es una caída que sufre el cabello para regenerarse posteriormente, por lo que dista mucho de la alopecia y no debería suponer un motivo de preocupación.

Si hay algo por lo que se caracteriza la caída del pelo en otoño es por su patrón, ya que cae de forma generalizada, no se focaliza en ninguna zona en concreto, y suele durar unos 2 o 3 meses. Se trata de una caída repentina y difusa que suele finalizar por sí misma alrededor de noviembre.

CUIDADO CON EL ESTRÉS

La vuelta al cole o a la oficina suele provocar un retorno a las preocupaciones que se han dejado aparcadas durante el verano. Un estudio publicado por Asgharet al. en la revista Cureus en el año 2020, refleja que la caída habitualmente provocada por el estrés es el efluvio telógeno, un tipo de caída frecuente en otoño. Este artículo diferencia también la caída del pelo por estrés fisiológico (el provocado por un trauma quirúrgico, fiebre alta o enfermedades crónicas sistémicas) de la provocada por el estrés emocional, que generalmente conlleva una mayor caída.

De hecho, un estudio de Prie et al. publicado en 2015 en la revista Journal of Medicine and Life, observa la influencia del estrés oxidativo en la alopecia androgénica. En este estudio se observa que la actividad antioxidante disminuye a la vez que aumentan los niveles de malondialdehido en el plasma de los pacientes con alopecia androgénica, lo que indica precisamente esa presencia de estrés oxidativo en estos pacientes.

RECUPERAR EL CABELLO DE LAS AGRESIONES DEL VERANO Y PREPARARLO PARA EL INVIERNO

Durante el verano, el cabello ha sufrido agresiones externas derivadas del sol (que acelera el crecimiento y con ello el ciclo de caída del pelo), el agua del mar o de las piscinas, así como de la forma en la que se ha tratado el pelo: peinados tirantes, moños, trenzas, que unidos a la humedad (el pelo está mojado durante más tiempo y no se seca adecuadamente), pueden generar problemas en el cabello que pueden derivar en el aumento de la caída durante el otoño.

Si hay algo por lo que se caracteriza la caída del pelo en otoño es por su patrón, ya que cae de forma generalizada

Por otro lado, el otoño es la estación en la que comienza a cambiar la temperatura y, al igual que protegemos la piel, hay que preparar el cabello para las agresiones externas provocadas por el frío. Tal y como el doctor Pedraz indica, ''el frío provoca una deshidratación de la piel y del pelo que puede tener como resultado un cabello con menos vitalidad''.

Para recuperar el cabello tras el verano y prepararlo para el otoño, el doctor Pedraz enumera una serie de pautas y consejos que ayudarán a tener un pelo fuerte y saludable durante la próxima estación.

1. Cortar el cabello y sanear las puntas del verano. Es necesario reparar el daño del verano. Este es un buen momento para ir a la peluquería y limpiar las puntas dañadas. Con un par de dedos es suficiente, pero también es la excusa perfecta para cambiar de look y renovar la imagen con la llegada de la nueva estación.

2. Cuidar la alimentación.Volver a la rutina puede ser el momento ideal para incorporar buenos hábitos alimenticios. Lo que comemos se transforma en nutrientes que el cabello recibe a través de la sangre y es mucho más importante que lo que recibe a nivel tópico. Es importante incluir en la dieta productos ricos en hierro (legumbres, hígado, mariscos de concha, espinacas), proteínas, (huevos, pescado, carne), ácido fólico, magnesio, yodo, zinc (cacao en polvo), las vitaminas del grupo B (B12 en la levadura de cerveza o el germen de trigo) y colágeno (gelatinas, algas marinas y algunas carnes). Con esta alimentación se fortalecerá la melena, aportándole brillo y un mejor aspecto. Es conveniente evitar el exceso de grasas y alcohol.

3. Evitar el calor excesivo en el pelo. En otoño se vuelve al uso del secador y también las tenacillas, planchas de pelo y demás utensilios. Es recomendable evitar su uso, ya que dañan las fibras, pero si no se puede evitar, se recomienda aplicar un protector térmico antes para proteger el cabello. En cuanto al secador, es bueno utilizarlo para evitar la humedad en el cuero cabelludo, pero siempre a una temperatura moderada y una distancia adecuada,y hay que evitar también el agua muy caliente en el lavado.

4. Masajea el cuero cabelludo. Al lavar el pelo, es recomendable masajear el cuero cabelludo suavemente con las yemas de los dedos. Esto ayudará a activar la circulación de la sangre, llegarán más nutrientes a la raíz y los folículos se oxigenarán mejor. Lo que hay que evitar es frotar el cuero cabelludo, al igual que en el secado con la toalla. Hay que realizarlo siempre con cuidado ya que el pelo húmedo es más frágil.

Asimismo, existen tratamientos capilares como el Plasma Rico en Plaquetas (PRP) que son importantes en esta época del año, permitiendo una producción de cabello con más calidad. En este proceso se toma una muestra de sangre del propio paciente, que recibe tratamiento en un dispositivo de tecnología avanzada, para luego reinyectarla al nivel de la dermis, permitiendo que las unidades foliculares que estaban en fase de envejecimiento vuelvan a producir cabello con calidad y resistencia.

Por otro lado, a través de tratamientos como MesoHAIR, la mesoterapia capilar del grupo Insparya que actúa directamente sobre las células capilares, se puede ayudar al mantenimiento del pelo, nutriendo el cuero cabelludo a través de un compuesto de proteínas, vitaminas, ácido hialurónico y minerales, entre otros. Tiene un efecto directo sobre la mejoría del estado del pelo, ya que su objetivo es promover su regeneración y reducir la pérdida del mismo. Para quienes prefieren realizarse el tratamiento en casa, Insparya cuenta con el casco Low Level Laser Therapy, un tratamiento de luz láser de baja frecuencia que, aplicado durante 15-30 minutos 3-4 veces a la semana estimula las células de la unidad folicular, así como la microcirculación sanguínea que las alimenta, por lo que favorece la llegada de nutrientes y oxígeno al folículo piloso, rejuveneciendo el cabelolo y evitando su caída.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto