Consecuencias

¿Sabías que el mal humor envejece y altera el organismo?

Antes de entregarnos a la ira y la irritabilidad, debemos tener en cuenta los diferentes perjuicios que tiene el mal humor para la piel.

El mal humor dibuja en el rostro numerosas líneas de expresión
El mal humor dibuja en el rostro numerosas líneas de expresión

time 1 min

09.03.2019 - 22:00

Nuestros órganos, entre ellos la piel, obedecen a procesos fisiológicos que van variando conforme se pasa de un estado de ánimo a otro. Por ejemplo, el mal humor, además de alterar el organismo, dibuja en el rostro numerosas líneas de expresión.

Por ello, la doctora Fercasy recomienda que, antes de entregarnos a la ira y la irritabilidad, tengamos en cuenta los diferentes perjuicios que el mal humor tiene para la piel: aparecen las líneas de expresión y las arrugas debidas a los gestos realizados; se produce el enrojecimiento del rostro al activarse el sistema circulatorio y comenzar a funcionar mucho más rápido; y, por último, la dermatitis responde a la inflamación y a la resequedad de la dermis.

Por esta razón, los expertos recomiendan relajarse y, sobre todo, sonreír, aunque no demasiado ni a carcajadas, porque esta mueca también puede llegar a provocar líneas de expresión muy marcadas, especialmente alrededor de la boca y en el surco nasogeniano.

Antes de entregarnos a la ira y la irritabilidad, tengamos en cuenta los diferentes perjuicios que el mal humor tiene para la piel

Pero además del mal humor, existen otras emociones que se experimentan a lo largo de la vida que también pueden afectar a la piel. Una de ellas es el estrés, que bajo niveles de este, la piel se vuelve opaca por la falta de relajación, a la vez que aparece el acné, debido a la alta producción de cortisona. El estrés también puede causar arrugas y líneas de expresión.

Otra emoción que pude afectar a la piel es el miedo, ya que ante una situación que provoca mucho temor, los ojos se abren mucho más de lo habitual y se levantan las cejas, provocando arrugas en la frente.

Por otro lado, la depresión también juega un papel importante, ya que las consecuencias más visibles de esta son la hinchazón de ojos y la aparición de ojeras. Del mismo modo, hay que destacar la interrupción en el proceso de regeneración celular, lo que acelera la aparición de líneas de expresión, a la vez que apaga la luminosidad de la piel.

Asimismo, las personas tristes que suelen llorar con frecuencia hacen que deshidraten la piel y provoquen la aparición de bolsas y patas de gallo alrededor de los ojos.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto