PREGUNTAS MÁS FRECUENTES

Alopecia e implante capilar, ¿qué debes saber?

Medical Hair explica cuáles son las causas de la calvicie, así como el procedimiento del injerto de pelo, respondiendo a las preguntas más frecuentes sobre la alopecia.

Calvicie o alopecia
Calvicie o alopecia

time 3 min

14.11.2017 - 12:00

La alopecia es una de las enfermedades más frecuentes en dermatología, afectando al 50% de los hombres y al 25% de las mujeres, en algún momento de su vida.

Sin embargo, ¿qué sabemos de ella? ¿Cuáles son sus diferentes causas? Y aún más importante... ¿Cuáles son las soluciones a las que se puede recurrir?

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DE LA ALOPECIA?

Cuando la calvicie es androgenética, es decir, provocada por un conjunto de factores genéticos y hereditarios, las unidades foliculares desaparecen sin posibilidad de generar nuevo cabello. Medical Hair, clínica especializada en salud capilar, indica que el implante capilar, es en definitiva, el único tratamiento eficiente ante este tipo de alopecia.

No obstante, la verdadera causa de la calvicie, en más del 95% de los casos, se debe a la alopecia androgenética, un conjunto de factores de orden hormonal y hereditario que afecta solamente a la parte frontal y superior de la cabeza. Por eso, el cabello comienza a debilitarse lentamente hasta caer.

Pero hay otros factores que la provocan y que se podrían dividir en dos grandes grupos: congénitas y adquiridas. Las primeras son poco frecuentes y se refieren a la ausencia de cabello desde el nacimiento.

Y por su parte, las adquiridas se dividen en cicatriciales o no cicatriciales que pueden ser por un defecto de desarrollo o enfermedades hereditarias, infecciones, neoplasias, agentes químicos o físicos. En estos casos se pierde el folículo piloso y no podrán regenerarse nunca si no es mediante injerto capilar. Sin embargo, en la alopecia no cicatricial se pierde el cabello pero no el folículo piloso y, en algunos casos, puede recuperarse. Éstas, a su vez, pueden subdividirse en alimentarias (desnutrición proteica o energética, de hierro…) y farmacológicas.

¿CÓMO SE REALIZA EL IMPLANTE CAPILAR?

El doctor Horacio Foglia, director médico de Medical Hair España, explica que es una intervención ambulatoria que no requiere un ingreso hospitalario y se puede realizar mediante dos técnicas. La primera, FUE (por sus siglas en inglés, Follicular Unit Extraction), consiste en la extracción de las unidades foliculares, una a una, directamente de la zona donante del paciente. Para esta técnica no es necesario suturar ya que la retirada de las unidades foliculares solamente deja un pequeño orificio que cicatriza a los pocos días sin dejar marca alguna.

Además, el microtrasplante capilar también se puede llevar a cabo mediante la técnica FUSS, por la que se extrae una tira de piel y pelo que será fraccionada, bajo un microscopio, hasta conseguir las unidades foliculares deseadas. Posteriormente, se realiza una sutura tricofítica que va  a dejar una cicatriz lineal imperceptible. Al igual que ocurre en la técnica FUE, las unidades foliculares estarán en un medio de cultivo adecuado hasta su implantación. 

¿CUÁNDO SE EMPIEZAN A NOTAR LOS RESULTADOS?

Los resultados empiezan a observarse de forma progresiva a partir del tercer mes. Pero el resultado final será visible al cabo de un año de tratamiento. Además, a la semana ya han caído todas las costras que se habían formado al implantar el pelo, por lo que el paciente puede llevar una vida normal pasadas las primeras 24 horas después del microtrasplante capilar.

¿DE QUÉ ZONA DE LA CEBEZA SE EXTRAE EL PELO?

Las unidades foliculares se extraen de las áreas genéticamente programadas para no caer, conocidas como zonas donantes, que son la nuca y laterales de la cabeza, para luego ser trasplantadas en las zonas receptoras, es decir, donde se sufre la alopecia.

¿SE PUEDE HACER DEPORTE  Y TOMAR EL SOL DESPUÉS DE LA OPERACIÓN?

Es recomendable guardar reposo relativo durante los 10 o 15 primeros días y no realizar ningún tipo de deporte. Pasado este periodo, se puede comenzar a realizar una actividad física suave, pero no hacer deportes competitivos o extremos para evitar posibles riesgos de traumatismo.

Del mismo modo, hay que evitar la exposición directa y prolongada al sol por lo que es necesario proteger la zona. Si se realiza algún tipo de actividad al aire libre es recomendable que no se lleve a cabo en las horas de máxima incidencia solar.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)