¿Dónde se esconden las “calorías ocultas”?

A menudo, ponerse a dieta y realizar ejercicio de forma periódica no es suficiente para la pérdida de peso. Y es que, muchas veces ingerimos un exceso de calorías sin darnos cuenta de dónde están.

¿Dónde se esconden las “calorías ocultas”?
¿Dónde se esconden las “calorías ocultas”?

time 2 min

07.01.2016 - 13:40

El periodo navideño ha llegado a su fin y con él las reuniones y las comilonas navideñas que ahora nos hacen sentirnos mal y nos animan a cuidar la línea y retomar el gimnasio. Sin embargo, no basta con sustituir la “comida basura” por ensaladas, tenemos que saber lo que comemos, ya que las calorías también pueden esconderse y engañarnos…

Resulta que las “calorías ocultas” son aquellas que hacen que nuestras dietas fracasen y es que aunque no sepamos que algunos alimentos las contienen, sí que están ahí. Por eso, además de ponernos a dieta bajo supervisión médica y realizar ejercicio periódico debemos tener cuidado con el consumo de ciertos productos y tener claro dónde se esconden:

1. Alimentos light: a pesar de ser los favoritos para complementar las dietas por su bajo contenido en grasas, a veces suponen un problema. Y es que, los azúcares continúan estando ahí, por lo que su consumo también debería ser moderado.

2. Alcohol: las bebidas alcohólicas son muy ricas en “calorías ocultas”, por lo que tomarse una copa puede ser lo que estropee tu dieta y te haga coger esos gramos perdidos durante ese almuerzo que habías elaborado con tanto cuidado. Por este motivo, en el caso de tener una ocasión especial será mejor optar por una cerveza o una copa de vino.

3. Bebidas carbonatadas: los refrescos también pueden suponer un problema debido a la elevada cantidad de azúcar que contienen, al igual que los zumos envasados.

4. Lácteos: sobre todo si son enteros. Es mejor elegir las versiones semidesnatadas o incluso, las desnatadas. Además de evitar las calorías de más, son opciones más saludables.

5. Productos integrales: decantarse por el producto integral en el supermercado no es siempre la mejor opción en una dieta. Siempre hemos pensado que este tipo de alimentos no contienen calorías, pero algunos tienen las mismas o más que otros productos no integrales.

6. Ensaladas: en este caso el problema suele ser el aderezo. Siempre será mejor elaborar tu propia ensalada que comprar una ya preparada. Para conseguir una ensalada sin calorías ocultas debemos evitar las salsas, los picatostes, el queso y el bacon. Podemos conseguir un aliño más sano utilizando un chorrito de aceite y vinagre o decantándonos por especias, limón y mostaza. Tampoco debemos olvidar reducir los niveles de sal.

7. Guarnición: aunque los platos que pidas sean a la plancha, ya sean pescados o verduras, si vienen acompañados con guarnición estropearás el buen propósito. Por eso, es mejor intentar cambiar las patatas o los fritos por verduras hervidas o por un tomate aliñado…


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es
Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto