Alimentación saludable

Vitamina D, ¿qué importancia tiene para el organismo?

Nuestro organismo adquiere la vitamina D a través de nuestra piel y de los alimentos que la contienen.

El salmón es uno de los alimentos que contienen vitamina D
El salmón es uno de los alimentos que contienen vitamina D

time 2 min

16.05.2018 - 12:00

Seguro que, en más de una ocasión, has escuchado comentar a alguien de tu entorno que tiene déficit de vitamina D; sin embargo, puede ser que no sepas de qué trata y cómo puede afectar al organismo. Por esta razón, los especialistas de Quirónsalud han querido dar a conocer la importancia que tiene la vitamina D en nuestro organismo y cómo podemos prevenir su déficit.

Así pues, es necesario destacar que nuestro organismo adquiere la vitamina D principalmente a través de dos procesos: a través de nuestra piel, debido a la exposición solar (concretamente a los rayos UV); y a través de los alimentos que la contienen, como productos animales, especialmente los pescados grasos (arenque, salmón, atún), el aceite de hígado de pescado, los huevos, la leche entera y los derivados lácteos.

Asimismo, los beneficios que la vitamina D proporciona al organismo son numerosos. Y es que, además de promover el crecimiento y mineralización de los huesos, ya que es la encargada de modular el paso de calcio a los huesos, también regula los niveles de calcio y fósforo en el organismo, por lo que tiene un papel importante en el mantenimiento de los órganos y contribuye a la formación del esqueleto.

De igual forma, posee efectos inmunitarios, ya que fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones, y también interviene en la secreción de insulina del páncreas, por lo que su déficit es también considerado un factor de riesgo en el desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo II.

La vitamina D promueve el crecimiento y mineralización de los huesos ya que es la encargada de modular el paso de calcio a los huesos 

Por todo ello, la deficiencia de la vitamina D principalmente ocasiona disminución de la mineralización ósea, provocando graves enfermedades como el raquitismo en niños y osteomalacia en adultos, también asociada con la aparición de osteoporosis.

No obstante, a pesar de que se puede prevenir el déficit de vitamina D, existen grupos que poseen mayor dificultad a la hora de alcanzar los niveles adecuados de esta vitamina. Es el caso de los lactantes, pues la leche materna no es rica en este nutriente; de los ancianos, porque su piel no produce vitamina D al exponerse a la luz solar con la misma eficacia que en su juventud, y su organismo no funciona igual que cuando eran jóvenes; de personas de piel oscura, porque su piel tiene menor capacidad de producir vitamina D por el sol; de personas con ciertos trastornos, como la enfermedad de Crohn o la enfermedad celíaca, que carecen de un control adecuado de las grasas, (la vitamina D necesita grasas para su absorción); y de personas obesas, porque la grasa de su cuerpo se adhiere a cierta cantidad de vitamina D e impide que esta llegue a la sangre.

Por tanto, para reforzar los niveles de vitamina D se pueden tomar diferentes medidas. Por un lado, aumentar la exposición solar, teniendo en cuenta que la exposición solar sin un factor de protección adecuado es contraproducente, por la tanto, será el médico quien mejor puede aconsejarte acerca de cómo hacerlo.

Por otro lado, existe la opción de incorporar suplementos, pero debe ser tu médico el que te recomiende el que mejor se ajuste a tus necesidades, ya que el mercado posee muchas opciones.

Finalmente, los médicos, desde su propia consulta, pueden reforzar tu alimentación con pescados azules como la caballa, las sardinas o el salmón o enseñarte como añadir el aceite de hígado de bacalao, las setas y productos lácteos como la leche o los yogures (a veces fortificados con suplementos de vitamina D), para ayudarte a incrementar tus niveles de vitamina D.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)