10 trucos para que la operación bikini no se haga cuesta arriba

Ponerse en forma de manera rápida y eficaz no es fácil. Meritxell Martí te enseña las claves para conseguir el cuerpo que deseas este verano.

10 trucos para que la operación bikini no se haga cuesta arriba
10 trucos para que la operación bikini no se haga cuesta arriba

time 2 min

05.07.2016 - 16:00

La operación bikini es una de las propuestas estrella para el verano, pero no siempre es fácil cumplirla hasta el final. Hay muchas preguntas que surgen al cambiar los hábitos de vida para llegar a la época estival en forma.

¿Cuál es la mejor manera para adelgazar? ¿Por qué no logro perder peso por mucho que lo intento? ¿Es posible adelgazar de una manera natural? ¿Qué productos pueden ayudarme?

La farmacéutica Meritxell Martí da respuesta en su primer libro “Vivir sano, sentirse bien”, en el que ayuda al lector con trucos, recomendaciones e información para lograr tus objetivos de forma sana.

Hay que establecer metas razonables que se puedan cumplir a corto plazo. No puedes proponerte perder 10 kilos en una semana
Hay que tener en cuenta que la “operación bikini” propone perder peso en poco tiempo, por lo que debes saber algunas claves que Martí explica para que este reto no se haga tan cuesta arriba:

1. Controlar nuestra alimentación. Es aconsejable anotar lo que se come, y la cantidad exacta de alimentos y calorías ingeridos.

2. Establecer metas razonables. No se puede pretender perder en la primera semana 10 kilos, ya que lo más probable es que acabemos fracasando. Si se establece una meta realista que se pueda cumplir, el objetivo se alcanzará con mayor facilidad y la satisfacción será mayor.

3. Comer sano. Las dietas extremadamente bajas en calorías ocasionan aumento del estrés y de la ansiedad. Si dejamos de comer sano, se apoderará de nosotros un terrible deseo por querer abandonar la dieta, y vendrán los atracones.

4. Seguir una dieta baja en calorías. Es imprescindible comer de todo y de manera equilibrada, aunque siempre se deben eliminar los alimentos altos en calorías. Lo ideal es comer variado pero reducir la cantidad.

5. Comer poco y varias veces al día. Lograremos que nuestros niveles de azúcares en sangre se mantengan estables. Si repartimos la alimentación durante todo el día, no se tiene tanta ansiedad por comer y reduce el riesgo de caer en el picoteo.

6. Hacer ejercicio. Debemos mantener el cuerpo sano y lleno de vitalidad con ejercicio físico. Se trata de realizar actividades que requieran esfuerzo, pero sin sobrepasarse con el cuerpo. El deporte es complementario a la dieta y ayuda a conseguir las metas propuestas.

Es preferible comer varias veces al día en menores cantidades, incluir alimentos bajos en calorías y reducir los que más tengan
7. Pedir ayuda. Si no sabemos cómo adelgazar, podemos ser aconsejados por un profesional.

8. Evitar las tentaciones. Si cenas con los niños, o con gente que esté consumiendo algo especialmente goloso, puedes caer en la tentación de probarlo, así que es mejor que evites esta situación.

9. Comidas sociales. En este tipo de comidas lo ideal es no acudir con el estómago vacío, ya que lo más normal es que te pases comiendo. Por ejemplo, puedes comer unos trocitos de manzana antes de la cita o algo similar.

10. No obsesionarse con la báscula. Pesarse a diario no es recomendable, ya que cuando no se baja de peso llega la frustración, y el cambio de un día a otro puede ser mínimo. Por ejemplo, puedes pesarte cada tres días.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es
Escribir un comentario (0)