Cirugía en verano, ¿sí o no?

Desde las Clínicas Mato Ansorena nos despejan las dudas sobre si es bueno o no recurrir a una intervención de cirugía plástica durante la época estival.
Cirugía en verano, ¿sí o no?

1 min

22.06.2017 - 16:00

Siempre se ha dicho que el verano es mala época para someterse a una operación de cirugía plástica debido a las altas temperaturas y a la acción que tiene la radiación del sol sobre nuestro cuerpo. En cambio, algunos expertos aseguran que la temporada estival hace más efectivo el postoperatorio… En este sentido, desde las Clínicas Mato Ansorena nos sacan de dudas a partir de seis premisas:

1. Las operaciones de cirugía estética aumentan un 30% en verano, con el aumento de pecho a la cabeza, seguido de las cirugías faciales y la liposucción.
"Operarse durante la temporada estival permite pasar un postoperatorio tranquilo sin la necesidad de pedir una baja laboral"

2. Operarse en verano permite no pedir una baja laboral, gracias a las vacaciones, de manera que se puede pasar el postoperatorio tranquilo y sin la necesidad de dar explicaciones sobre el motivo de la baja.

3. Las operaciones de cirugía estética que menos se recomiendan hacer en verano son las que afecten al rostro, ya que en esta época del año el sol irradia con más fuerza que nunca sobre nuestra piel, y la cara es la zona más difícil de cubrir.

4. Evitar la exposición al sol: durante las primeras semanas tras la operación es importante evitar el sol y las siguientes se debe utilizar un SPF muy alto, y no únicamente para proteger las cicatrices, sino también para evitar que las heridas se inflamen.

5. En verano se utilizan prendas muy livianas. En época estival los atuendos suelen ser más holgados y también llevamos menos capas de ropa encima. Esto hace que la recuperación del paciente tras una cirugía sea más llevadera, ya que la zona intervenida estará más aireada y no rozará con nada.

6. El sudor no causa infección en las heridas. Se suele pensar que el sudor hace que las heridas cicatricen más despacio, pero no. Según recientes investigaciones llevadas a cabo por la Universidad de Míchigan, el sudor ayuda a la cicatrización, puesto que las glándulas sudoríparas contienen grandes reservas de células madre, que son unidades anatómicas esenciales en el proceso de cicatrización del cuerpo humano.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Escribir un comentario