¿Cómo podemos lidiar con el roce de los muslos?

Estos meses de calor provocan que el frotamiento de la cara interna de las piernas nos produzcan dolorosas e incómodas rozaduras impidiéndonos andar con normalidad.
¿Cómo podemos lidiar con el roce de los muslos?

1 min

03.09.2017 - 11:17

Estamos todo el año esperando poder sacar nuestro fondo de armario veraniego con la ilusión de lucir unas piernas bronceadas y unos vestidos de lo más coloridos. Sin embargo, a veces esta ilusión no dura mucho y a estas alturas del verano estamos más que hartas de las rozaduras que provoca el calor y el sudor cuando nuestra cara interna de los muslos rozan entre sí.
Se trata de un problema muy común, que comienza con un enrojecimiento causado por la fricción y que, a lo largo de los días, acaba ocasionando irritación, erupciones cutáneas y rozaduras

Se trata de un problema muy común en las mujeres, que comienza con un enrojecimiento causado por esta fricción y que, a lo largo de los días, acaba ocasionando irritación, erupciones cutáneas y rozaduras incómodas, y a veces dolorosas, que nos impiden a su vez andar con normalidad.

Para que no tengas que lidiar con estas molestias, existen dos maneras infalibles para prevenir el roce entre muslos. Por un lado, podemos recurrir a una crema anti-irritante y por otro, a algunas prendas que actúen de barrera sin tener que prescindir de la ropa de verano que tanto nos gusta…

En el primero de los casos, aplicar una crema, un gel o un ungüento en la zona antes de salir a la calle puede favorecer la lubricación y la hidratación evitando esa sensación de fricción. De esta manera, se evitará la irritación y los sarpullidos.

Eso sí, si las cremas no son lo tuyo, existen prendas, en forma de pantalón de algodón transpirable, a las que puedes recurrir para utilizar debajo de los vestidos o las faldas de forma que mantenga la piel separada sin que se vea. Sin embargo, si prefieres optar por una opción más barata, también servirán un par de medias cortadas un poco más arriba del largo del vestido. ¡Qué tus propias piernas no te amarguen lo que queda de verano!

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario