¿Cuál es el uso adecuado de las cremas fotoprotectoras?

La doctora Inés Gonzalo nos enseña cómo disfrutar del sol de una manera racional y sin dejar de lado la prevención del cáncer de piel.
¿Cuál es el uso adecuado de las cremas fotoprotectoras?

2 min

05.07.2017 - 23:59

Con el objetivo de concienciar a la población sobre los riesgos que tiene para la salud la exposición solar, la doctora Inés Gonzalo González, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Infanta Elena, expone cómo disfrutar del sol de una manera racional y sin dejar de lado la prevención del cáncer de piel.

La especialista incide en la importancia de acudir al médico en el momento de observar cualquier lesión nueva en la piel que crezca rápidamente o cambie de tamaño, color o forma.
Por un lado existe el denominado cáncer de piel “no melanoma” producido en la capa externa de la piel, mientras que por otro se encuentran los melanomas más agresivos y rápidos en su crecimiento. “Éste produce lesiones asimétricas, con bordes y coloración irregulares, y suelen tener un tamaño superior a los seis milímetros”, concreta la doctora Gonzalo.

"Existen muchos factores de riesgo que sí se pueden evitar, como pasar mucho tiempo al sol, llegar a sufrir quemaduras doloras o con ampollas, y el uso de cabinas de bronceado"


De entre los factores de riesgo que pueden determinar la aparición de esta enfermedad, existen una serie de causas genéticas o inevitables, como el tipo de piel, padecer de ciertas enfermedades o los antecedentes familiares. Sin embargo¸ la dermatóloga asegura que “existen factores de riesgo que sí se pueden evitar, como pasar mucho tiempo al sol, llegar a sufrir quemaduras dolorosas o con ampollas, o el uso de cabinas de bronceado”.

En este sentido, la especialista establece una serie de pautas básicas y sencillas de prevención:

1. Evitar la exposición solar durante las horas centrales, es decir, entre las 12 de la mañana y las cuatro de la tarde.

2. Aplicar de manera constante y uniforme un fotoprotector. Para ello se recomienda el uso de cremas solares con factor de protección igual o superior a SPF 30, que protejan además contra los rayos UVA.

3. Tener en cuenta tanto la fecha de caducidad del producto como la del período de uso indicado después de su apertura, ambas especificadas en el envase.

4. Respecto al cuidado de los más pequeños es aconsejable el empleo de filtros físicos en lugar de químicos para evitar posibles reacciones alérgicas, así como optar por los fotoprotectores de SPF 50 . “Es muy importante evitar la exposición directa de los menores de un año, ya que hasta los doce meses de vida la piel no está preparada para procesar la radiación solar”, advierte Gonzalo.

5. Protegerse la cabeza, el cuerpo y los ojos con gorras, camisetas y gafas de sol.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Escribir un comentario