Dietas ricas en grasas poliinsaturadas, un peligro para el apetito de los millennials

Consumir alimentos ricos en este tipo de grasas, como las nueces, podría provocar cambios favorables en las hormonas del apetito, aumentando la sensación de saciedad.
Dietas ricas en grasas poliinsaturadas, un peligro para el apetito de los millennials

1 min

06.07.2017 - 11:17

Una nueva investigación publicada en Nutrition muestra que los millennials (con edades de 18 a 35 años) que regularmente consumen alimentos que contienen grasas poliinsaturadas pueden experimentar cambios favorables en las hormonas del apetito asociadas con el hambre y la saciedad.

La investigación explora cómo los alimentos pueden reducir el hambre o aumentar la sensación de saciedad, influenciando a estas hormonas. Este tipo de cambios hormonales, en última instancia, podrían desempeñar un papel en la consecución de un peso óptimo.
Una dieta rica en este tipo de grasas incluye alimentos completos tales como nueces, salmón, atún, aceite de linaza, uva o canola; y suplementos de aceite de pescado

En este estudio, los investigadores observaron las respuestas sobre saciedad y hambre fisiológica mediante la medición de cambios hormonales, así como analizaron las calificaciones subjetivas de los participantes a los que les pidieron que indicaran en una escala cuánto hambre tenían o cómo de llenos se sentían y cuánto pensaban que podían comer.

Concretamente, los participantes que consumieron una dieta rica en grasas poliinsaturadas tuvieron una disminución significativa de la hormona grelina, una hormona que aumenta el hambre y un aumento significativo en péptido YY, una hormona que aumenta la sensación de plenitud.

"Estos resultados nos indican que consumir alimentos ricos en grasas poliinsaturadas, como las que se encuentran en las nueces, podrían cambiar favorablemente las hormonas del apetito por lo que podemos sentirnos más saciados durante más tiempo”, asegura Jamie A. Cooper, investigafora principal del estudio de la Universidad de Georgia.

Una dieta rica en este tipo de grasas incluye alimentos completos tales como nueces, salmón, atún, aceite de linaza, aceite de uva, aceite de canola y suplementos de aceite de pescado.

Las nueces se componen principalmente de ácidos grasos poliinsaturados, con 14 de 19 gramos de grasa total por porción de 30 gramos. Como resultado, las nueces son el único fruto seco que contiene una cantidad significativa de ácido alfa-linolénico de origen vegetal Omega-3, 2,7 gramos por porción de 30 gramos


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Escribir un comentario