Miel vs azúcar, ¿cuál es mejor?

Desde Estetic.es te explicamos los pros y los contras de los edulcorantes por excelencia y te damos una serie de pautas para reducir su consumo.
Miel vs azúcar, ¿cuál es mejor?

2 min

27.06.2017 - 11:17

La miel y el azúcar son los edulcorantes por excelencia, pero ¿cuál de las dos es la opción healthy? Como todo, según se mire… Por ejemplo, la primera tiene más calorías, pero el azúcar un mayor índice glucémico, lo que significa que eleva los niveles de azúcar en sangre más rápido.

Sin embargo, la miel está menos procesada que el azúcar, ya que como norma general, suele pasteurizarse antes de su uso. Además algunas investigaciones sugieren que su consumo consiste en una forma natural de aliviar la tos en los niños, así como una gran fuente de antioxidantes, aminoácidos, minerales y vitaminas. Por otra parte, la miel también tiene propiedades antimicrobianas, por lo que a veces contribuye a la cicatrización de heridas.

En cuanto a los riesgos del azúcar, los protagonistas son las caries dentales, el riesgo de padecer obesidad, enfermedad hepática grasa no alcohólica, o patologías crónicas; así como ciertos cambios en las bacterias ininales.
Aunque la miel tenga beneficios para la salud, su consumo también debe moderarse y es preferible decantarse por sus variesdades oscuras o crudas

De hecho, según la American Heart Association la ingesta máxima no debería ser superior a las seis cucharaditas de azúcar (100 calorías) en las mujeres, mientras que los hombres no deberían tomar más de nueve diarias (150 calorías).

No obstante, aunque la miel tenga beneficios para la salud, su consumo también debe moderarse y es preferible decantarse por sus variedades oscuras o crudas. Para limitar la ingesta de los dos edulcorantes, es importante poner en práctica una serie de tips:

1. Recorta las porciones: en lugar de utilizar una cucharada de miel o de azúcar prueba a echar solo la mitad.

2. Recurre a las especias dulces: los extractos de almendra o vainilla pueden proporcionar un sabor dulce sin la necesidad de aumentar la ingesta de azúcar. También funciona utilizar jengibre, canela y nuez moscada.

3. Compota de manzana o puré de plátano: son grandes alternativas a los edulcorantes a la hora de elaborar platos de repostería.

4. Sustituir los dulces por fruta: las bayas, los plátanos, el mango y otras frutas pueden satisfacer un poquito en antojo. Eso sí, sin hacer trampa y evitando la fruta enlatada en almíbar.

5. No confiar en los edulcorantes alternativos: a pesar de lo que se cree el aspartamo, la sacarina y la sucralosa son edulcorantes no nutritivos que no benefician a la salud del organimo.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Escribir un comentario