“Poner la misma anestesia para un lifting facial que para una operación de corazón es una locura”

La médico-estética Amaya San Gil explica a Estetic.es los beneficios de la sedoanalgesia como alternativa en los procedimientos estéticos realizados en su clínica.
“Poner la misma anestesia para un lifting facial que para una operación de corazón es una locura”

2 min

08.09.2017 - 11:00

Los tratamientos estéticos han ido cobrando una mayor importancia en los últimos tiempos. Los avances en los procedimientos han incrementado el número de adeptos a los retoques. Sin embargo, todavía un gran número de personas se muestran reacias a pasar por consulta por una cuestión que nada tiene que ver con la estética: el miedo al dolor. Y es que, a veces la anestesia local o tópica no es suficiente y muchos pacientes acaban abandonando sus tratamientos.

Desde Estetic.es hemos hablado con la doctora María Amaya San Gil, médico-estética en su clínica que lleva el mismo nombre, quien nos ha explicado el papel de la sedoanalgesia como alternativa a otros tipos de analgesia y anestesia en los tratamientos estéticos.

¿En qué consiste exactamente la sedoanalgesia?

Se trata de óxido nitroso mezclado con oxígeno que se inspira a la concentración del 50% y tiene efectos analgésicos que producen un estado de sedación consciente. Esto hace que el paciente esté relajado, sosegado, y que mantenga una actitud despegada.
"La sedoanalgesia es óxido nitroso mezclado con oxígeno que se inspira a la concentración del 50% y tiene efectos analgésicos que producen un estado de sedación consciente"

¿Cómo se utiliza en su clínica?
Recurrimos a ella desde el principio de las sesiones estéticas… Primero se le da al paciente una mascarilla que se adapta a la nariz y que va conectada por un tubo a una especie de balón que se hincha y se deshincha. Después, el paciente coge aire por la nariz, de manera que el aire que entra lleva oxígeno y oxido nitroso, mientras que al expulsar el aire, también por la nariz, lo que se consigue es incrementar la concentración del óxido nitroso haciéndola más efectiva.

¿Qué diferencias encontramos con otros tipos de técnicas analgésicas?

La sedoanalgesia es una alternativa muy buena para pacientes que tienen mucho miedo al dolor y al no ser pinchada da más confianza. Es posible su uso para cualquier tratamiento mínimamente invasivo que afecte a la sensibilidad, por ejemplo, los nuevos hilos tensores tienen un efecto similar a un lifting, tienen muy pocos efectos secundarios y no tienen la necesidad de recurrir a una anestesia tan agresiva como las que conocemos en todas las ramas de la medicina… Poner la misma anestesia para un lifting facial que para una operación de corazón es una locura.

Por otra parte, el efecto placebo que ya tiene el hecho de saber que lo estás respirando, se suma a la comodidad, la facilidad y sobre todo al efecto. No es como en otros tipos de analgesia que pueden limitar la rutina de los pacientes.

¿Cuáles son las ventajas para el paciente?

Toleran muchísimo mejor el dolor, los pinchazos duelen menos y si algo les ha molestado especialmente no suelen recordarlo debido a su efecto amnésico. Además, enseguida pueden recuperar cualquier tipo de actividad de su vida diaria.

¿Y para el profesional?

Es una alternativa sin complicaciones, fácil de usar y sin riesgos. La aparatología es discreta y no molesta en consulta. Luego, como profesional también ahorras tiempo al estar con un paciente mucho más relajado.


En este sentido, en webs como la de Air Liquide Healthcare se puede encontrar información sobre el óxido nitroso.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario