Protección solar infantil, ¿cómo mantener protegido a los niños en verano?

La Academia Americana de Dermatología alerta a los padres para que hagan todo lo posible por proteger a sus bebés y a sus niños de los rayos nocivos del sol.
Niño jugando en la playa

1 min

07.07.2017 - 11:00

El melanoma es uno de los tipos de cáncer más comunes y solo se necesita una quemadura solar durante la niñez o la adolescencia para duplicar la probabilidad de desarrollarlo de adulto. Así lo aseguran los dermatólogos de la Academia Americana de Dermatología (AAD)

Desde este organismo alertan a los padres para que hagan todo lo posible por proteger a sus bebés y a sus niños de los rayos nocivos del sol, y de que promuevan la enseñanza de unos hábitos saludables desde una edad temprana.

“Una buena táctica es mantener los productos de protección solar específicos cerca de la puerta principal del domicilio, en el coche, o en la bolsa de pañales para tenerlos siempre a punto”, recomienda la dermatóloga pediátrica Sheila Fallon.

"Una buena táctica es mantener los productos de protección solar específicos cerca de la puerta principal, en el coche, o en la bolsa de pañales para tenerlos siempre a punto"


1. Buscar siempre la sombra es la mejor manera de proteger a su bebé del sol, especialmente si es menor de seis meses. En el caso de no encontrar ninguna, se debe utilizar un paraguas, una sombrilla, un dosel o la propia capota de la silla de paseo.

2. Ropa protectora: es importante vestir a los niños y a los bebés com ropa ligera de algodón, sombrero de ala ancha y gafas de sol con protección UV como complemento.

3. Minimizar el uso de protectores solares en niños menores de seis meses. No obstante, cuando sea necesario sí hay que recurrir a ellos, a ser posible en una cantidad mínima de amplio espectro. Eso sí, es mejor evitar aquellos que estén formulados con dióxido de titanio u óxido de zinc, ya que podrían irritar la piel de nuestros pequeños.

4. Mantenerse a salvo los días de calor extemo: los días en los que las altas temperaturas disparan los termómetros es preferible quedarse en un lugar fresco y evitar que nuestros hijos se expongan al sol. Además, hay que comprobar que beban una cantidad adecuada de agua para que permanezcan bien hidratados.




Porque tú eres lo más importante… ConSalud.es

Escribir un comentario