Protector solar sí, pero no como única opción…

Según las autoridades sanitarias, los fotoprotectores deben complementarse con otras medidas claves para permanecer protegidos.
Protector solar sí, pero no como única opción…

2 min

15.07.2017 - 23:59

El protector solar es importante para proteger la piel del sol, pero no debe ser la única opción. Y es que, durante esta época, los días son largos, el calor azota la mayor parte del día y, por tanto, el sol pega más que nunca… En este sentido, hace algún tiempo que los españoles nos hemos concienciado de la importancia de utilizar protección solar para prevenir las consecuencias. Sin embargo, parece que no es suficiente.

Resulta que los filtros solares no respaldan la afirmación de que estos productos reduzcan el riesgo de padecer cáncer de piel. Así lo han determinado las autoridades y los organismos sanitarios. Por este motivo, para ser más eficaces, los fotoprotectores deben complementarse con otras medidas claves:
Los filtros solares no respaldan la afirmación de que estos productos reduzcan el riesgo de padecer cáncer de piel

1. Planear los tiempos de tomar el sol: muchas personas utilizan los protectores solares como la excusa perfecta para permanecer al pleno sol varias horas al día. No obstante, esta es una falsa sensación de seguridad, ya que un exceso de exposición sigue conduciendo a una mayor probabilidad de sufrir quemaduras. Lo más conveniente es no exponerse entre las 10 de la mañana y las dos de la tarde.

2. Ponerse la ropa a ratos: la tela proporciona de por sí un bloqueo natural del sol. Los colores oscuros son más eficaces que los claros. Por eso, si se van a pasar muchas horas al sol conviene ponérsela de vez en cuando para aliviar un rato la piel de los rayos UVA y UVB del sol.

3. Optar por filtros solares “comestibles”: aunque tampoco es un reemplazo para otras formas de protección solar, ciertos alimentos contribuyen a la resistencia al sol en la piel. Entre ellos se incluyen las verduras de hoja verde oscura, que contienen luteína, el té verde, que reduce los efectos del envejecimiento; y los ácidos grasos omega 3, que se encargan de reducir la inflamación de la piel.

4. Extra de vitamina D: esta vitamina fortalece los huesos y el sistema inmunológico y reduce los riesgos de padecer cáncer de mama, colon, riñón y ovario. En este sentido, es importante conocer los niveles naturales para que si existe una deficiencia, tomemos cartas en el asunto a través de la alimentación y de complementos alimenticios.


Porque tú eres lo más importante… Estetic.es

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario