¿Qué errores cometemos al cuidar la piel en verano?

Si quieres que tu rostro no sufra ningún daño con los excesos del verano presta atención a lo que no deberías hacer durante la temporada estival.
¿Qué errores cometemos al cuidar la piel en verano?

1 min

19.08.2017 - 11:00

Cuidar la piel es una rutina beauty que debería perdurar a lo largo de todo el año. Sin embargo, esta premisa suele hacerse más difícil durante la temporada estival con los desajustes horarios y los numerosos planes sociales que se nos van acumulando…

En este sentido, desde Estetic.es te descubrimos cuáles son los errores más comunes a la hora de cuidar la piel para que no caigas en ellos y no veas perjudicado tu cutis al finalizar el verano:
El protector solar es un must hasta para aquellos que pasan sus vacaciones en la ciudad o en ambientes nublados

1. Ignorar el SPF: el protector solar es un must hasta para aquellos que pasan sus vacaciones en la ciudad. El SPF debe ser de al menos 30 y se deben repetir las aplicaciones cada dos horas o después de cada baño. En el caso de los climas nublados o ambientes urbanos, el SPF tampoco debería ser menor de 15.

2. Utilizar mal los limpiadores: algunas persones con la piel grasa se decantan por limpiadores con base de jabón, lo que a su vez puede acarrear la sobreproducción de sebo. Lo más indicado es utilizar una loción de rápida absorción y específicas para este tipo de piel.

3. Abusar de peelings: una limpieza demasiado intensa durante el verano podría romper la barrera cutánea, de manera que las partículas abrasivas harían más vulnerable a la piel con respecto a la luz solar.

4. Dormir maquillada: igual que el exceso de limpieza es malo para la piel durante esta época del año, lo mismo ocurre si se hace todo lo contrario. Vale que los eventos sociales predominan en vacaciones, pero eso no es excusa para irse a dormir sin desmaquillarse, ya que hasta los productos más ligeros tienen a bloquear los poros y contienen pigmentos.

5. Creer en el “efecto sol”: una falsa creencia es pensar que los rayos del sol pueden secar las espinillas si nos dan de forma directa. En realidad tiene lugar el efecto opuesto, ya que la luz solar directa suele doblar la producción de sebo causando más granos y espinillas.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario