Tratamientos

Así puedes combatir el envejecimiento corporal

Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto Cueto han desarrollado un nuevo plan para poder tratar, de una manera más eficaz y efectiva, diferentes zonas del cuerpo y redirigir su envejecimiento.

El colágeno y la elastina también pierden su fuerza, y se debe a una serie de factores que, al igual que en el rostro, provocan el envejecimiento corporal
El colágeno y la elastina también pierden su fuerza, y se debe a una serie de factores que, al igual que en el rostro, provocan el envejecimiento corporal

time 2 min

11.04.2019 - 12:00

Al igual que el rostro, el cuerpo también envejece. ''Es a partir de la treintena cuando los huesos y músculos se vuelven más débiles dando como resultado una piel menos firme. El colágeno y la elastina también pierden su fuerza, y se debe a una serie de factores que, al igual que en el rostro, provocan el envejecimiento corporal'', comenta la doctora Mar Mira.

Sin embargo, las doctoras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto han desarrollado un nuevo plan para ''dar en la diana'' y poder tratar, de una manera más eficaz y efectiva, diferentes zonas del cuerpo y redirigir su envejecimiento.

''Gracias a la medicina estética apercitiva y al diagnóstico multidimensional corporal podemos encauzar a nuestros pacientes, detectando los factores individuales que les envejecen y marcar así las pautas necesarias para lograr mayor equilibrio'', señalan las doctoras.

Pero para llevar a cabo este diagnóstico multidimensional, primero hay que llevar a cabo un cuestionario médico para detectar los hábitos del paciente, su alimentación, si realiza deporte y su histórico de enfermedades. A continuación se procede a una exploración física detallada que permite identificar cuáles son las zonas del cuerpo que empiezan a mostrar los cambios del paso del tiempo y de qué manera.

Es a partir de la treintena cuando los huesos y músculos se vuelven más débiles dando como resultado una piel menos firme

Después de esto se realiza un análisis clínico, para detectar su status metabólico, déficits nutricionales, enfermedades presentes; y un análisis genético, que permite conocer la tendencia dictaminada por los genes y así elaborar pautas que eviten la manifestación de aquellos genes que favorecen la aparición de determinadas alteraciones.

Tras esto se hace una valoración del estado de la piel de las zonas afectadas, para ver si ya existe flacidez, deshidratación o arruguitas; y un análisis de la composición corporal, donde se identifica la distribución de grasa corporal, el nivel de hidratación, y la cantidad de músculos y su distribución.

Finalmente se lleva a cabo una ecografía corporal, para valorar la localización de la grasa; y una eco-doppler, para determinar el estado del tejido linfático y circulatorio.

En cuanto al tiempo, los resultados y la dieta de mantenimiento, la doctora Mira explica que ''al tratarse de planes personalizados a cada tipo de paciente, no se puede establecer un tiempo determinado para lograr resultados. Depende de muchos factores, aunque, en la mayoría de los casos, hasta los 2-3 meses no empiezan a verse de manera global''.

Añade, a su vez, que ''para mantenerlos, lo ideal es realizar ejercicio y llevar una dieta equilibrada y variada en la que prime el consumo de frutas, verduras, legumbres y proteínas y evitar alimentos como embutidos, fritos, bollería industrial, azúcares y grasas saturadas''.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto