CONSEJOS

¿Cómo cuidar la piel a partir de los 50?

El colágeno y elastina se degradan y las células ya no son capaces de producirlos tan rápidamente, así que resulta habitual que los contornos comiencen también a decaer.

Cuidado de la piel a partir de los 50 (Foto. Freepik)
Cuidado de la piel a partir de los 50 (Foto. Freepik)

time 3 min

21.05.2020 - 22:00

El cuidado de la piel varía según el momento vital en el que nos encontremos. Por regla general, a partir de los 50 se tienen otras preocupaciones diferentes, que suelen atañer a la aparición de arrugas y flacidez, que a los 20, 30 o 40.

La piel es un órgano en constante evolución y exposición con el medio, por lo que posee una gran capacidad de auto-reparación y regeneración que, a medida que va cumpliendo años, se va ralentizando y/o causando errores, lo que se suele traducir en aparición de manchas, imperfecciones o falta de luminosidad. El colágeno y elastina se degradan y las células ya no son capaces de producirlos tan rápidamente, así que resulta habitual que los contornos comiencen también a decaer.

El cuidado de la piel varía según el momento vital en el que nos encontremos

Por todos estos motivos, resulta imprescindible introducir nuevos productos y tratamientos que ayuden a las células a ganar vitalidad.

Los dermatólogos expertos de Clínicas Dorsia han preparado una guía beauty para desafiar los efectos del envejecimiento natural, incluyendo ciertos cosméticos y principios activos de uso diario que han demostrado tener excelentes resultados.

1. Principios activos antioxidantes y antipolución. La contaminación supone un gran problema para la salud, causando enfermedades respiratorias y cardiovasculares, además de otros problemas derivados. Pero, ¿conoces los efectos que puede causar en la epidermis? Según varios estudios, las pieles expuestas a altos niveles de contaminación muestran una pérdida de elasticidad y firmeza, junto con un aumento de la sequedad, de arrugas prematuras y alergias cutáneas.

Para prevenir todos estos efectos podemos aplicar ciertos cosméticos con activos antioxidantes y antipolución en forma de sérum tres o cuatro días a la semana por las mañanas. Los preferidos de los expertos son las vitaminas C y E, que protegen a las células frente al daño de los radicales libres.

2. Uso de fotoprotector durante todo el año. Este es el mejor aliado para evitar el fotoenvejecimiento de la piel causado en todos los niveles dérmicos por los rayos UVA y UVB. Puede aplicarse de diferentes maneras, encima de una hidratante, usando una hidratante que contenga SPF o bien aplicando una base de maquillaje con protección solar. Solo recuerda repetir la aplicación en el tiempo para no quedar desprotegida.

Las pieles expuestas a altos niveles de contaminación muestran una pérdida de elasticidad y firmeza

3. Principios activos que estimulen la renovación de las capas superficiales de la piel. Ácidos alfahidroxiácidos, como el ácido glicólico, el ácido salicílico, el ácido azelaico o el retinol son los grandes aliados para unificar el tono y alisar la superficie engrosada por el paso del tiempo. Se suelen presentar en diferentes concentraciones, en función del tipo de piel y el tiempo que la misma lo haya estado usando. Después de aplicarlos, por lo general en formato sérum, es importante usar una crema hidratante o nutritiva específica para piel madura. ¡Recuerda! Este protocolo debe realizarse por las noches, ya que los activos son fotosensibles y pueden dañar la piel en contacto con el sol.

4. Otro paso importante en la rutina antiaging es la exfoliación. No olvides este paso porque la piel esté deshidratada o desnutrida. Se debe realizar una vez a la semana seguida de una masaje estimulante intenso con aceites esenciales o mascarillas intensivas. Exfoliando el rostro conseguiremos una regeneración celular, así como la preparación de la piel para absorber de manera más efectiva el tratamiento posterior.

5. Estilo de vida saludable que incluya una alimentación equilibrada y ejercicio moderado. Una dieta ricas en vitaminas, antioxidantes, proteínas y grasas saludables ayudará siempre a la regeneración celular.

6. Finalmente, y como complemento a todo lo anterior, siempre se puede recurrir a las infiltraciones no invasivas. Desde Clínicas Dorsia nos recomiendan la toxina botulínica, infiltraciones de ácido hialurónico o mesoterapia para mejorar la calidad de la piel, reponer los volúmenes perdidos y el aspecto del rostro, siendo procesos con micro-inyecciones mínimamente invasivos, indoloros y rápidos.

Porque tú eres lo más importante... Estetic.es

Escribir un comentario (0)
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información Acepto